Desconvocada la huelga de supermercados en Asturias

Centenares de trabajadores concentrados frente a la sede de SASEC, en Oviedo, ayer por la mañana./Pablo Lorenzana
Centenares de trabajadores concentrados frente a la sede de SASEC, en Oviedo, ayer por la mañana. / Pablo Lorenzana

La última oferta de la patronal suponía un incremento del sueldo de 40 euros mensuales, situándose el salario mínimo en 1.080 euros

SANDRA S. FERRERÍA

Hubo acuerdo. La huelga convocada por parte de los trabajadores del sector de minoristas de alimentación para los días 22,23, 24, 29, 30 y 31 de diciembre ha sido desconvocada tras la reunión que hasta última hora de este viernes tuvieron los sindicatos UGT, CCOO y USO con la Asociación de Supermercados de Asturias (ASUPA), que se extendió hasta bien entrada la noche.

El encuentro se ha celebrado en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudical de Conflictos (SASEC) donde, sindicatos y patronal ha firmado un acuerdo que supone un aumento de 50 euros lineales, según Marta González de UGT. Por su parte, desde la patronal han indicado que únicamente Alimerka está de acuerdo con esa subida.

La principal reivindicación de los trabajadores del sector alimentario minorista de Asturias fue un aumento de los salarios de 50 euros al mes, y poder así llegar a cobrar 14.000 euros al año en 2020. «Pretendemos que los empresarios se den cuenta, de una vez por todas, de que tenemos salarios que son una miseria, que hace muchos años que no tenemos una subida en consideración y lo único que pretendemos es tener un salario que llegue a 1.000 euros», explicó María José Santano, miembro del comité de empresa de Alimerka.

El encuentro comenzó a las 10.30 horas con las propuestas por parte de los trabajadores. «No sabemos qué nos van a ofrecer. Mantenemos la plataforma presentada y a partir de ahí son ellos los que tienen que dar un paso adelante», explicó Alfredo García, Secretario General de la Federación de Servicios de Comisiones Obreras. «Durante un año no hubo manera de avanzar, y esperamos que aquí entren en razón», apuntó.

La misma intención mostró Marta González, de la Federación de Servicios de UGT. «Quiero escuchar las ofertas de la patronal, pero suspender la huelga no sería un problema si nuestras expectativas se cumplen», aseguró.

Tras escuchar las peticiones de los sindicatos, la Asociación de Supermercados se reunió durante varias horas para valorar las propuestas. La oferta de los supermercados, a primera hora de la tarde, fue incrementar los salarios 20 euros, algo que los sindicatos rechazaron de manera contundente. «No hubo acuerdo, vamos a la huelga», afirmaron tanto UGT como CCOO mientras se firmaba el acta de la reunión.

El encuentro dio un giro de 180 grados a media tarde, cuando la Asociación de Supermercados pidió volver a reunirse. La última propuesta que realizaron era incrementar 40 euros por 16 mensualidades, lo que supondría un incremento de 640 euros al año para los trabajadores, con efecto retroactivo para 2018. El salario mínimo sería de 1.080 euros brutos mensuales. Además, la oferta de los supermercados conlleva un día más de vacaciones. La subida global se cifra en un 6%. Posteriormente la subida de sueldo se cifró en 50 euros.

La huelga, convocada para unas fechas clave en esta época, que son los días previos a Nochebuena y a Nochevieja, podría cancelarse. Al paro estaban llamados 11.000 trabajadores, de unos 300 centros de trabajo, que denuncian unos sueldos «miserables» que de media rondan los 774 euros mensuales.

La concentración

Mientras el encuentro entre sindicatos y empresarios se celebraba, más de seiscientas personas se concentraron frente a la sede de SASEC, obligando a cortar el tráfico en la calle Santa Susana. Allí acudieron, entre otros, la coportavoz parlamentaria de Podemos, Lorena Gil, acompañada por el portavoz de Podemos, Enrique López, mostró su apoyo al sector minorista de alimentación en Asturias. «Apostamos y apoyamos la dignificación de sus condiciones laborales, que tienen un salario medio que no llega a 800 euros», lamentó. Además, animó a la ciudadanía a apoyar al colectivo en los paros convocados en diciembre. Por su parte, el coordinador general de IU Asturias, Ramón Argüelles, acompañado por las diputadas Marta Pulgar y Concha Masa, recordó la importancia de contar con un salario digno y que los beneficios empresariales «hay que repartirlos entre el capital humano».

Con pitadas, una pancarta que rezaba «Supermercados. Las trabajadoras y trabajadores se empobrecen mientras la patronal se enriquece», y petardos, seiscientos trabajadores reivindicaron sus derechos, como Alfonso Montero que esperaba que la patronal viera a la gente movilizándose o Elizabeth Domínguez que afirmó que los empresarios «no se preocupan de cómo estámos ni en las condiciones que trabajamos. Solo quieren ganar dinero», lamentó.

Síguenos en: