Las diferencias entre las factorías de Avilés y La Coruña pasan por el puerto

Las diferencias entre las factorías de Avilés y La Coruña pasan por el puerto

La planta asturiana tiene un muelle propio para recibir la alúmina procedente de San Ciprián y otro espacio asignado en la ría

L. CASTRO AVILÉS.

Las factorías que Alcoa tiene en Avilés y La Coruña son prácticamente idénticas, incluso en su apariencia exterior. Las llaman plantas 'gemelas' y en la cadena de producción la única diferencia reside en la planta de reciclado que tiene la asturiana. Sirve para refundir la chatarra y desde 2002, cuando la multinacional puso en marcha esta experiencia piloto, ha funcionado con total regularidad. Por lo demás, la manera de producir el aluminio primario y la tecnología con la que lo hacen es la misma en las dos plantas.

Es en el exterior donde radica la principal diferencia. La planta avilesina tiene un muelle propio, justo en frente de la factoría, para cargar la alúmina que llega en barco desde San Ciprián. Además, tiene otro espacio asignado en la ría de Avilés para transportar el producto final.

Más información

La planta de La Coruña, en cambio, no dispone de un muelle propio. En 2016, casualmente en medio de la operación de intento de venta de las plantas de Alcoa en España, la factoría gallega solicitó una concesión en el puerto exterior coruñés. El objetivo era trasladar sus tráficos de alúmina y cok del viejo muelle urbano de la ciudad a Punta Langosteira, a algo más de 8 kilómetros de la factoría.

Estaba previsto que el traslado se llevara a cabo a finales de ese mismo año, pero no fue así. De hecho, la petición ha ido alargándose en el tiempo hasta convertirse ya en un tradicional reclamo de la planta gallega. Tampoco este año lograron ese espacio en el puerto exterior, pues el pasado mes de septiembre la planta anunció que, presumiblemente, hasta mediados de 2019 no podrían iniciar los desembarcos de alúmina en Punta Langosteira.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos