La empresa importará 30.000 toneladas de cok al mes de Polonia

La puesta en marcha de las nuevas baterías de cok en las instalaciones gijonesas de ArcelorMittal todavía va para largo. En concreto, se espera que las nuevas baterías estén plenamente operativas en mayo de 2020, por lo que la empresa tendrá que importar este cok -necesario para alimentar los altos hornos que transforman el mineral de hierro- durante los próximos meses. Según los cálculos de la compañía, y teniendo en cuenta el stock que todavía almacenan, será necesario traer una media de 30.000 toneladas mensuales para satisfacer la demanda de las plantas asturianas. Esta importación se hará desde la planta ZKZ, situada en Polonia y también propiedad de ArcelorMittal. La primera de las baterías de cok de Gijón, por su parte, ya ha comenzado a prepararse para su encendido. El calentamiento se inició hace dos semanas y debe ser progresivo hasta alcanzar una temperatura cercana a los 1000 grados, por lo que todavía se espera que su puesta en marcha definitiva se alargue de aquí a unos meses. Las baterías de Avilés, por su parte, procederán a su apagado definitivo en dos semanas.