Los empresarios reclaman una alianza política y social para afrontar los retos de Asturias

Luis Noguera, Carlos Paniceres, Belarmino Feito y Félix Baragaño, ayer, en la Feria Internacional de Muestras. / DAMIÁN ARIENZA
Luis Noguera, Carlos Paniceres, Belarmino Feito y Félix Baragaño, ayer, en la Feria Internacional de Muestras. / DAMIÁN ARIENZA

Proponen aprovechar la renovación del Gobierno, los partidos y los sindicatos para impulsar «una nueva forma de hacer política»

LAURA CASTROGIJÓN.

Es tiempo de cambios. Lo dijo el presidente del Principado, Adrián Barbón, el día inaugural de la Feria de Internacional de Muestras (Fidma), quien apeló a un «nuevo ciclo» en Asturias y ayer los empresarios recogieron el testigo. Llaman a la unión política y social, a lograr grandes consensos y a abrir el diálogo para «sacar lo mejor» de la región y hacer frente a las amenazas que vienen y son diversas.

«Es el momento de impulsar una nueva forma de hacer política», resumió Belarmino Feito, presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), durante la jornada 'Empresa Asturiana' celebrada ayer durante el Día de Europa en el recinto ferial. Su mensaje, respaldado también por las tres Cámaras de Comercio, trataba de «recoger el guante» lanzado por Barbón y tenderle la mano para crear «grandes espacios de entendimiento» entre el Gobierno del Principado, los partidos con representación en la Junta y las organizaciones empresariales y sindicales. Y ahora es el momento de hacerlo, incidió Feito, pues todas las partes implicadas han sufrido importantes renovaciones.

«Compartimos la posición optimista de Asturias, sin obviar que hay amenazas que se ciernen», señaló el presidente de la patronal. Y para hacerles frente hacen falta, incidió Feito, soluciones de consenso, pero también «audacia» para crear nuevas fórmulas. Los empresarios, remarcó, «estamos entre los más afectados por estos retos y también somos los más interesados en disipar la incertidumbre».

Y la iniciativa de las '22 medidas ineludibles para el futuro de Asturias' fue «un primer paso» en este sentido. «Hay muchas ideas en las que poner el foco. Si queremos ganar el futuro de Asturias, debemos cambiar las formas de hacer», incidió, por su parte, Carlos Paniceres, presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo. Entre los principales retos están la transición energética, el pacto por la industria y la protección de la siderurgia, la rebaja de la factura eléctrica, la crisis demográfica, la mejora de la conectividad de la región y la consecución de un modelo de financiación autonómica «más justo».

La solución de todas estas amenazas contribuirá a hacer «más atractiva la región», coincidieron ayer los empresarios. «Es el momento de ser disruptivos y de cambiar nuestra manera de hacer», insistió Paniceres. Su homólogo en la Cámara de Comercio de Avilés, Luis Noguera, hizo hincapié en la necesidad de «mantener el optimismo para trabajar con ilusión y contribuir a la mejora de Asturias». Es más, recalcó, «debemos estar dispuestos a intentarlo a pesar de que podamos cometer errores».

El diagnóstico, como dijo Félix Baragaño, presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, está claro. El tema es poner en marcha las fórmulas necesarias. «Lo que toca es argumentar bien y luego exigir», apuntó Baragaño. «Estamos ante una oportunidad para provocar el cambio de ciclo del que habló el presidente del Principado», remarcó. Y jugará un papel importante la relación que mantienen las tres Cámaras y Fade con los gobiernos de Galicia, Castilla y León y Cantabria, donde la relación institucional también es «buena». Todo ello, puede ser, indicó Baragaño «una herramienta tractora de apoyo».

Más participación

Además de intentar impulsar un espacio nuevo espacio de diálogo político y social, los representantes de las Cámaras de Comercio instaron a los empresarios a ser «más participativos y críticos». Así lo reclamó Noguera y también incidió en ello Paniceres.

Este último, incidió además, en la necesidad de «dejar de hablar de fusiones y hacer más proyectos en común». Recordó que los empresarios «nunca» habían tenido una voz «tan fuerte, potente y unida» como estos últimos años. Por eso, planteó Paniceres, es el momento de que el mundo empresarial «pueda ser colíder» junto a la Administración.