Las empresas de limpieza y ayuda a domicilio, entre las más afectadas

El incremento del SMI en 164 euros mensuales supondrá un elevado aumento de costes para los negocios del sector servicios

CH. TUYA / P. LAMADRID GIJÓN.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 900 euros mensuales en catorce pagas no afectará por igual a todas las empresas. No dependerá solo de su tamaño, sino también del sector al que se dediquen. En ello coinciden tanto la patronal como los sindicatos, aunque su visión de las consecuencias que conllevará el incremento es muy distinta. En general, el sector servicios será el que más acuse el aumento salarial acordado por el Gobierno central. En concreto, los negocios de empleados del hogar, ayuda a domicilio, limpieza, comercio y también hostelería estarán entre los más perjudicados. Según los últimos datos públicos, solo en el sector de trabajos en el hogar en Asturias hay cerca de 8.800 personas afiliadas a la Seguridad Social, a las que habría que sumar aquellas inscritas en el régimen de autónomos.

«El coste de un empleado del hogar para 2019, si no suben las cotizaciones sociales, que probablemente lo harán, y sin bonificaciones (si las mantienen se reduciría ligerísimamente esta cantidad) ascendería a 1.305 euros; es decir, el tener a alguien trabajando en casa se convertiría en un lujo para mucho hogares y, además, la persona que le contrate tendría que cobrar al menos esos 1.300 euros para poder meter a alguien a trabajar en casa y no perder dinero», explicó Antonio Corripio, responsable de la empresa Servicios Integrales de Ayuda a Domicilio.

El sector servicios es el que más parados acumula en Asturias. En noviembre, se registraron 52.706 desempleados (de los 73.357 totales), lo que supuso un 1,22% más que en el mes de octubre.