Asturias es la única comunidad que pierde empleo en el último año

Asturias es la única comunidad que pierde empleo en el último año

El paro subió en el Principado en 1.800 personas en el tercer trimestre, según la Encuesta de Población Activa, mientras que la ocupación bajó en 300 personas

N. A. ERAUSQUIN / EFE

La anunciada desaceleración económica parece haber llegado primero a Asturias o, al menos, a su mercado laboral, que mantiene una evolución a la baja en el último año. De hecho, el Principado es la única comunidad que pierde empleo en ese periodo, 3.500 personas (0,88 %), también es la única en la que desciende la tasa de ocupación, en casi un punto, y cuenta con 2.100 parados más, un 3,56%. Así lo revela la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy y en la que, sin embargo, España continúa ganando ocupación.

Noticias relacionadas

El Instituto Nacional de Estadística cifra en 1.800 personas el número de desempleados que sumó Asturias en el tercer trimestre, el 3%, hasta un total de 61.300 parados, con lo que la tasa de paro repuntó del 13,10% del segundo trimestre al 13,45% de la población activa. Mientras, el número de parados descendió en España en 164.100 personas, hasta 3.326.000, lo que supone una caída del 4,7%, y el número de ocupados creció en 183.900, casi el 1%, hasta situarse en 19,5 millones, una cifra que no se lograba desde finales de 2008. El paro cae así por debajo del 15% por primera vez en una década (14,55%).

Y en este contexto positivo general, el Principado fue una de las dos únicas comunidades en las que subió el paro entre julio y septiembre junto con Murcia, donde lo hizo un 0,13%.Además, la ocupación en Asturias bajó en el tercer trimestre en Asturias en 300 empleados, el 0,07% en relación al segundo trimestre, hasta 394.400 trabajadore. En este caso, la comunidad fue una de las únicas cuatro en las que el empleo retrocedió respecto al segundo trimestre.

Por su parte, la población activa (que trabaja o busca empleo) creció en 1.500 personas, el 0,33%, hasta 455.700 personas, un incremento asociado con la incorporación de recién titulados o personas que se fijan el final del verano como momento para iniciar la búsqueda de un empleo.

Pese a ello, Asturias continúa como la comunidad autónoma con la tasa de actividad más baja, el 51,06%, 7,67 puntos por debajo del promedio nacional.

Los datos nacionales se explican en parte por que el número de ocupados aumentó en mayor medida que disminuyó el de parados, debido a que la población activa (personas que trabajan o buscan un empleo) se incrementó en 19.800 personas, hasta situarse en 22.854.000, elevando la tasa de actividad al 58,73%. En la referencia interanual, el empleo aumentó en 478.800 personas en el último año y el desempleo disminuyó en 405.800, debido a que salieron de la inactividad 73.000 personas.

Entre julio y septiembre, el empleo se incrementó principalmente en los servicios (210.200 ocupados más), aunque también en la construcción (24.900) y la industria (2.800), mientras que disminuyó en la agricultura (54.000). Además, los contratos a tiempo completo aumentaron en el tercer trimestre en 369.800 personas, mientras que el de tiempo parcial se redujo en 185.900, de forma que descendió el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada entera (al 13,9 %).

El número de autónomos creció en 7.200 personas, debido al incremento en 32.200 personas de los empleadores, frente al descenso en 25.800 personas del de los empresarios o trabajadores independientes.

La cifra de asalariados aumentó en 176.300 personas, debido al fuerte incremento de los contratados temporales (151.000) y, en menor medida, de los indefinidos (25.300), lo que elevó la tasa de temporalidad al 27,4 %.

El empleo en el sector privado creció en 134.200 personas, hasta los 16,3 millones de ocupados, y el empleo público aumentó en 49.700 personas, hasta 3,2 millones.

Por sexo, el empleo creció en 134.000 hombres y 49.900 mujeres, mientras por edad el incremento se centra en los menores de 30 años y los mayores de 40, principalmente a partir de los 55 años (con 70.200 ocupaciones).

Baleares (47.500 trabajadores más), Cataluña (33.500), Canarias y Castilla-La Mancha (ambas con 22.700) son las regiones en las que más subió el empleo, en tanto que el mayor descenso se registró en el País Vasco (7.200).

En cuanto al desempleo, el paro disminuyó en los servicios (58.600 desempleados menos) y la industria (2.000), mientras que aumentó en la construcción (9.300) y la agricultura (7.800).

También se redujo entre los parados de larga duración (129.300 menos), pero aumentó entre los que buscan su primer empleo (en 8.500).

En función del sexo, el descenso del paro se centró en las mujeres (con 99.800 desempleadas menos), mientras que entre los hombres se redujo en 64.300, de forma que cayó la diferencia entre la tasa de paro masculina (13,1 %) y la femenina (16,2 %).

Por edad, sólo se observó un incremento del paro entre los jóvenes de 20 a 25 años (8.000 desempleados más).

Por regiones, los principales descensos del paro se registraron en Cataluña (28.300), Baleares (24.600) y Castilla-La Mancha (23.800).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos