Los partidos exigen al Gobierno «firmeza» en las negociaciones por el futuro de Alcoa

Trabajadores de Alcoa ante la sede de Delegación del Gobierno el pasado 27 de octubre. / TAREK HALABI
Trabajadores de Alcoa ante la sede de Delegación del Gobierno el pasado 27 de octubre. / TAREK HALABI

El comité de empresa, que hoy informará del ERE a los trabajadores, cree que esta será una «semana clave» en la lucha por mantener los empleos

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

El futuro de la planta de Alcoa en Avilés entra esta semana en una fase decisiva. Así, en apenas unos días, la reunión entre empresa y trabajadores, los movimientos del Gobierno para encontrar posibles inversores y la movilización social que cristalizará en la manifestación del próximo jueves centrarán la agenda de trabajadores y empresa, que continúan su tenso pulso tras la presentación de la documentación del ERE el pasado viernes. Así, de cara a esta «semana clave», tanto los partidos políticos como los sindicatos piden «unidad y firmeza» en las reclamaciones para que la multinacional dé marcha atrás a su intención de abandonar la región.

Pese a que a la defensa del empleo en Alcoa es unánime por parte de todos los partidos, la postura sobre cómo abordar las negociaciones con la empresa y los posibles inversores es variada. Así, Marcelino Marcos, portavoz del PSOE en la Junta General, sostiene que se mantenga «la unión política, social y económica que se ha fraguado en Asturias». Califica como «inequívoco e indiscutible» el compromiso de los gobiernos regional y central con los trabajadores y señala que la prioridad sigue siendo que la empresa «revierta su planteamiento» para mantener el empleo.

Más información

El PP, por su parte, es más contundente y pone el foco sobre el papel del Gobierno central, que hoy se reúne con Aditya Mittal para sondear el posible interés de Liberty House por las factorías. «El Gobierno tiene que hacer lo posible y lo imposible por evitar que Alcoa cierre. La idea es que Alcoa dé marcha atrás con el ERE, hay que luchar por eso», sintetiza el popular Pedro de Rueda. Pedro Leal, de Foro, también pide la implicación directa del Gobierno, que debería «plantear a la propia Alcoa, ya sea incluso viajando a Pittsburgh, las soluciones necesarias para tratar de revertir el anunciado cierre de unas instalaciones que constituyen todo un referente mundial en cuando a la calidad de la producción».

Las fuerzas de izquierda también urgen la implicación de Sánchez y su Gobierno y subrayan la «responsabilidad» de Alcoa con Avilés. «La factoría dio muchos beneficios a esta multinacional, que recibió millones de euros en ayudas públicas. El Gobierno de España debe ser firme», opina Enrique López, portavoz de Podemos. Ovidio Zapico, de Izquierda Unida, subraya la importancia de la manifestación del próximo jueves y, ya sea con Alcoa o con un nuevo inversor, pide que el conflicto «no se trocee» y que las dos plantas afectadas tengan la misma solución. El diputado autonómico de Ciudadanos Armando Fernández pide la «máxima exigencia al Gobierno de Pedro Sánchez para que Alcoa no cierre».

Reunión con la empresa

El comité de empresa, por su parte, ofrecerá hoy una rueda de prensa para presentar la manifestación del jueves y, además, aprovechará la jornada para ofrecer varias asambleas informativas a los trabajadores sobre el contenido del ERE. Mañana a las 13 horas en Madrid, los representantes de la planta asturiana se reunirán con la empresa dentro del periodo de consultas.

Temas

Alcoa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos