Euskaltel comunica siete despidos en Telecable y no descarta más ajustes

El edificio de Telecable, en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón./CITOULA
El edificio de Telecable, en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón. / CITOULA

Tras recibir ese anuncio, la representación de los trabajadores ha desarrollado este jueves «una concentración de rechazo» a los despidos en la sede de la empresa vizcaína en Derio, a la que han asistido decenas de personas

EFE

La dirección del grupo Euskaltel ha anunciado al Comité Empresa 25 despidos, de los cuales diez afectarán a la gallega R, ocho a la vasca Euskaltel y siete a la asturiana Telecable, que se suman a los directivos que ya están fuera, y no descarta más ajustes.

Tras recibir ese anuncio, la representación de los trabajadores ha desarrollado este jueves «una concentración de rechazo« a los despidos en la sede de la empresa vizcaína en Derio, a la que han asistido decenas de personas.

El presidente del Comité de Empresa, Javier del Blanco (CCOO), ha lamentado que «se había avisado de que esto iba ocurrir pero nadie, ni el Gobierno Vasco ni otras instituciones han tomado medidas» y ahora han despedido «a gente que llevaba en la empresa desde que se fundó el proyecto con impulso público hace 20 años».

El consejero ejecutivo de Euskaltel, José Miguel García, que ya había adelantado esta semana en varios medios su intención de «simplificar» la estructura organizativa del grupo y hacer de las tres empresas una única más «rentable» y «competitiva», ha sido el encargado de transmitir a la representación de los trabajadores la decisión de los despidos.

Esos 25 despidos comunicados esta mañana se suman a la veintena de responsables de la anterior dirección que García calificó como «salidas dolorosas».

Precisamente ayer la Junta de accionistas del grupo ratificó los cambios que ha implantado el fondo británico Zegona desde su entrada como primer accionista con el 21 % del accionariado y así, se ratificó el nombramiento de García como nuevo consejero delegado ejecutivo.

Esta mañana José Miguel García ha expuesto en su encuentro con el Comité de Empresa que esas decisiones se enmarcan dentro de los «cambios organizativos» que se están implantando en el grupo «y no ha ofrecido garantías» ni ha descartado más ajustes de plantilla.

Para el presidente del Comité de Empresa, «hay actividad y por tanto no hay motivos aparentes ni razones económicas que justifiquen esos despidos».

Los afectados «podían haberse adaptado a las nuevas circunstancias y haber reorientado su perfil profesional», pero la nueva dirección «no ha tenido la sensibilidad de analizar que algunos son gente que llevan 20 años en este proyecto» y que «se merecían que se pusiera en valor su trabajo durante todos esos años y haber valorado además lo que pueden llegar a hacer dentro de la casa», ha censurado.

Los afectados en Euskaltel son trabajadores de su sede en Derio y algunos ya han recibido esa comunicación.

«Esto es la crónica de una muerte anunciada. Lo habíamos avisado desde el Comité y nadie ha puesto la venda a esta herida», ha reprochado.

«Tuvimos que salir a recordar que Euskaltel se creó con dinero público pero ni el Gobierno vasco y otras instituciones han intervenido para evitar» las decisiones del nuevo accionista mayoritario. «Nos han dejado prácticamente solos», ha lamentado.

El Comité de Empresa va a analizar sus próximas actuaciones con la plantilla y prevé hacer una asamblea, «para tomar medidas sin precipitarse».