Fade y las Cámaras reclaman al Gobierno que ponga plazos para la descarbonización justa

Los presidentes de la Fade y de las Cámaras de Gijón, Oviedo y Avilés, con sus equipos directivos, se reunieron ayer en la Feria Internacional de Muestras. / J. R. NAVARRO
Los presidentes de la Fade y de las Cámaras de Gijón, Oviedo y Avilés, con sus equipos directivos, se reunieron ayer en la Feria Internacional de Muestras. / J. R. NAVARRO

«Estamos legitimados para prescribir las políticas que interesan a nuestras empresas», sostiene Feito en un acto conjunto en la Fidma

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Es la primera vez que los presidentes de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y las tres Cámaras de Comercio comparecen juntos en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma), en Gijón. Lo hicieron en el vestíbulo del recinto ferial Luis Adaro, para visitar después los diferentes expositores y pabellones acompañados por más de 70 empresarios, miembros todos ellos de los plenos de las entidades camerales y del consejo ejecutivo de la patronal. De ese modo escenificaron que «están alineados» ante objetivos comunes, que existe «unidad de acción» y que están «en el buen camino».

Fue un acto «exprés», «una idea que surgió un día de estos de la 62 Fidma», como reconoció el propio presidente de la Cámara gijonesa, Félix Baragaño, «y pusimos fecha». La de la jornada de ayer. Nunca hasta ahora se habían reunido en la Feria los cuatro presidentes de las entidades empresariales más representativas de la región. Se trataba, por tanto, de «una importante cumbre empresarial», como la definió Belarmino Feito, que marca «una manera diferente de hacer las cosas» y que demuestra «que los empresarios estamos totalmente alineados en cuanto a las necesidades de Asturias y la política que se debe llevar a cabo».

Como ya lo hiciera en la asamblea general de Fade, celebrada el pasado mes de junio, Feito puso en valor el papel de los empresarios. «Estamos legitimados para prescribir las políticas que son del interés de las empresas. Si a los empresarios les va bien, a Asturias le va bien». Por ello, abogó por una «unidad de acción» que es «fundamental» para hacer frente a cuestiones como «la descarbonización 'exprés' que pretendía el Gobierno». Recordó que los empresarios fueron «los primeros» en pronunciarse en contra de las intenciones de la ministra de Transición Ecológica de acelerar el cierre de las centrales térmicas. Un mensaje al que se sumaron todas las fuerzas del Principado, incluido su Gobierno, y «que ha llegado donde tenía que llegar. Parece que se ha rectificado, pero ahora hace falta pasar a los hechos y que se nos hable de plazos para esa transición y no de fondos de compensación».

El presidente de la Cámara de Comercio de Oviedo, Carlos Paniceres, resaltó que esta coordinación de las tres entidades camerales y Fade «no era habitual» hasta ahora y abogó por aprovechar esa «alineación empresarial» para defender los proyectos de futuro, como el área metropolitana, «eje de futuro para Asturias»; la Formación Profesional Dual, o la oposición a la descarbonización 'exprés'. «El mundo empresarial ha marcado tendencia», dijo.

Claridad en los mensajes

Luis Noguera, presidente de la Cámara avilesina, fue quien manifestó que el acto de ayer era «ejemplo de que estamos en el buen camino: el de la unidad empresarial». A su juicio, «hace falta claridad en los mensajes empresariales» ante los que emiten los responsables políticos. «Las asociaciones empresariales tenemos que hacer que las grandes industrias se sientan cómodas», ya que «luchan contra viento y marea» para «dar el empuje» que requiere la región.

Por su parte, Félix Baragaño desempeñó el papel de anfitrión y celebró el «gran éxito» que está teniendo la Feria de Muestras en la presente edición, pero también aprovechó para recordar la importancia que tienen el Plan General de Ordenación de Gijón, la ZALIA, y los accesos al puerto de El Musel, «a los que parece que se les da un empujón en los presupuestos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos