El Gobierno tiene previsto convocar para diciembre la subasta de interrumpibilidad

Pola, con Alperi (SOMA) y Manzano (CC OO), ayer, en Mieres. / J. M. PARDO
Pola, con Alperi (SOMA) y Manzano (CC OO), ayer, en Mieres. / J. M. PARDO

La reunión entre los presidentes del Principado y la Xunta con las ministras de Industria y Transición Ecológica se pospone una semana

D. F. GIJÓN.

La subasta de interrumpibilidad es básica para abaratar la factura eléctrica de la gran industria asturiana. Con este mecanismo se fijan las compensaciones que reciben las empresas por su desconexión de la red eléctrica en caso de necesidad para permitir, de esa forma, atender las demandas básicas de suministro.

La última puja se celebró en mayo y el Gobierno había aplazado la celebración de la siguiente, que en virtud de los plazos fijados inicialmente debería tener lugar este mes de noviembre. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Transición Ecológica confirmaron ayer a EL COMERCIO que la nueva subasta de interrumpibilidad tendrá lugar en diciembre.

Cabe recordar que la última no resultó beneficiosa para las empresas asturianas, las grandes consumidoras de energía (ArcelorMittal, Azsa y Alcoa, principalmente), al eliminarse los bloques de 90 megawatios (MW) -los más rentables y deseados-, para sustituirlos por otros de 40 MW. Con esta fórmula, las industrias asturianas se hicieron con más bloques, pero con menos cuantía de compensación por ellos. Por ejemplo, Alcoa Avilés logró unos 5 millones por 23 paquetes de 5 MW, cuando en la subasta celebrada en 2016 se adjudicó 30 millones de euros en esta subasta.

Por ello, el consejero de Industria, Isaac Pola, afirmó ayer en Mieres, donde participó en una mesa redonda sobre el carbón, que desconoce los parámetros que utilizará en esta ocasión el Gobierno, pero reiteró la exigencia del Principado de que la subasta de interrumpibilidad «no sea» el único elemento corrector de la factura eléctrica, sino que se incluyan otras fórmulas. Algunas ya existen, como las compensaciones a las electrointesivas por los costes indirectos de las emisiones de CO2.

Por otra parte, la reunión que tenían previsto mantener mañana los presidentes del Principado, Javier Fernández, y de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con las ministras de Transición Ecológica e Industria, Teresa Ribera y Reyes Maroto, respectivamente, se pospone una semana. El aplazamiento se debe por problemas de agenda del presidente gallego.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos