«En algunos gobiernos serían positivas las cuotas de género»

Irma Clots-Figueras. / E. C.
Irma Clots-Figueras. / E. C.

«Para combatir la brecha salarial se necesitan políticas que favorezcan la conciliación de ambos padres y facilitar el acceso a guarderías de calidad»

Ó. PANDIELLOGIJÓN.

La docente catalana Irma Clots-Figueras (Vilanova i la Geltrú, 1977) es la última galardonada del Premio Fundación Banco Sabadell a la Investigación Económica. Afincada en Reino Unido como catedrática en la Universidad de Kent, ha recibido el premio gracias a su desempeño investigador en temas de gran actualidad como la participación política de las mujeres o las cuotas de género.

-El jurado de la fundación le otorga el premio por ser un «referente en la economía política y la economía del desarrollo». ¿Por qué se interesó por este ámbito?

-El tema de mejorar las condiciones de vida de las personas en países en vías de desarrollo empezó a interesarme durante mis estudios de doctorado. Algo muy importante para las economías en vías de desarrollo son sus instituciones, así que me empecé a preguntar si las características de los políticos en estas instituciones, como género y religión, pueden afectar el tipo de decisiones que se toman y también variables como la salud y la educación.

-Una de sus líneas de investigación alude a la participación política de las mujeres. En España contamos ahora con el Congreso más paritario de Europa. ¿Es suficiente?

-Mi investigación se centra en India, y siempre es difícil extrapolar a otros países sin haber analizado los datos, pero si partimos de la base que hombres y mujeres pueden tener preferencias distintas y actuar de forma distinta en los parlamentos, entonces es importante tener una elevada representación política femenina. Así que parece que vamos en buena dirección, aunque todavía queda camino en lo que se refiere a la paridad de género en España.

-¿De qué forma se impide a las mujeres acceder a altos cargos políticos o a cargos de influencia?

-Puede haber barreras tanto a nivel individual, por ejemplo, puede ser que las mujeres decidan no presentarse, pero también los partidos políticos pueden decidir no presentar mujeres como candidatas o incluso pueden recibir menos votos. Qué efecto predomina depende de cada caso en particular.

-Las cuotas de género también han sido objeto de su estudio. ¿Son realmente efectivas?

-En un estudio que hicimos con datos de India queríamos analizar si una victoria electoral femenina hace que más mujeres se presenten como candidatas. Lo que encontramos es que el número de mujeres aumenta, pero solo porque la ganadora se vuelve a presentar. No hay un efecto llamada positivo para nuevas candidatas y el número incluso disminuye en áreas de India donde la discriminación de género es mayor. Esto nos podría llevar a concluir que, al menos en los gobiernos de los estados de la India, sería positivo introducir cuotas, para ver si pueden contrarrestar estos efectos negativos que encontramos.

-La brecha salarial es un problema acuciante en todo el país y en concreto en Asturias. ¿Cuáles deben ser las claves para combatirla?

-Sin ser una experta en el caso de Asturias en particular, diría que políticas que favorezcan la conciliación y la corresponsabilidad familiar de ambos padres, facilitar el acceso a guarderías de calidad y políticas encaminadas a disminuir la discriminación en la promoción y contratación de mujeres podría ser útil.

-Se avecina una nueva ralentización de la economía europea. ¿La receta debe pasar por nuevas medidas de austeridad?

-Es difícil contestar a esta pregunta sin saber en qué contexto en concreto nos vamos a encontrar.