La limpieza convoca una huelga indefinida en Asturias a partir del 23 de octubre

Los representantes de los trabajadores eligieron ayer el 23 de octubre como fecha de inicio de la huelga indefinida. /  HUGO ÁLVAREZ
Los representantes de los trabajadores eligieron ayer el 23 de octubre como fecha de inicio de la huelga indefinida. / HUGO ÁLVAREZ

N. A. ERAUSQUIN GIJÓN.

La paciencia de los representantes sindicales que negociaban el convenio colectivo de la limpieza en Asturias se terminó cuando las patronales Udelimpa y Aspel pusieron sobre la mesa una oferta de subida salarial del 4% en tres años. Antes los empresarios ya habían probado con un 5% en cuatro años que tampoco convenció. Los trabajadores reclaman un 3% anual, el mismo que firmaron UGT y CC OO con la CEOE y Cepyme en Madrid en el marco del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), un pacto no vinculante a la hora de hacer su traslación a la negociación en Asturias, pero que marca cierta orientación alejada de las pretensiones de Udelimpa y Aspel. A ese 3% se aferran con fuerza los empleados del sector, de los que tienen tablas salariales más bajas. En este contexto, el viernes anunciaron una huelga indefinida a la que ayer pusieron fecha. A partir del 23 de octubre están llamados a secundar el paro los 12.000 empleados del sector de la región. Faltan aún cuatro semanas, un margen que, dicen, ofrece la posibilidad de una «reconsideración» por parte de los empresarios.

El descontento entre los trabajadores es claro. Tanto que llegan a calificar de «insulto» la subida propuesta por las patronales, incluso la retirada de la oferta de algunos beneficios sociales si no se acepta ese aumento «por debajo del IPC». UGT, CC OO y USO, los sindicatos convocantes, hablan de recuperar la «dignidad», reclaman tanto un convenio como unas condiciones justas para unos trabajadores cuyo salario medio se sitúa en 13.000 euros anuales.

Los representantes de las plantillas critican que las patronales «han negociado como en los tiempos de crisis, con la intención de continuar precarizando las condiciones laborales y salariales con la estrategia de utilizar el argumento de la austeridad y la devaluación salarial». Recuerdan los años de recortes y la feminización de un sector marcado por las jornadas reducidas y la temporalidad. «Sin ninguna duda la cara de la precariedad y brecha salarial», censuran.

Sin embargo, el AENC levanta ampollas en a patronal regional. La Federación Asturiana de Empresarios (Fade) insiste en que se trata de un documento no vinculante firmado en Madrid, donde la recuperación económica ha llegado con más fuerza. Su presidente, Belarmino Feito, defiende que una subida del 9% en tres años puede llevar a la ruina a muchas compañías. Los trabajadores, sin embargo, recuerdan que los beneficios se están recuperando, pero los salarios siguen estancados.

 

Fotos

Vídeos