«La manifestación tiene que ser un hito en defensa de Alcoa y de la industria»

Representantes de UGT, CC OO, USO y del comité del empresa de Alcoa durante la rueda de prensa que ofrecieron ayer. / PATRICIA BREGÓN

Los sindicatos acusan a la empresa de actuar «de forma depredadora» y llaman a la participación «de todos los estamentos de la sociedad asturiana»

J. F. GALÁN AVILÉS.

«Hay que romper Avilés». Los sindicatos realizaron ayer un encendido llamamiento a la sociedad avilesina y asturiana para que acuda en masa a la manifestación programada para el jueves no solo contra el cierre de Alcoa, también en defensa de la industria asturiana. «Tiene que ser histórica, marcar un antes y un después. Lo que está en juego no es solo el futuro de una empresa, sino el de Asturias», subrayaron. El mensaje es claro, conciso y contundente, no hay otra alternativa que la continuidad de la actividad, y la multinacional estadounidense del aluminio no es el único destinatario.

También al Gobierno de España. «Que haga lo que tenga que hacer para detener este expediente de extinción de empleo. A partir de ahí se abrirá una mesa de negociación», clamó José Manuel Gómez de la Uz, presidente del comité de empresa de la planta de San Balandrán. Damián Manzano, secretario general de CC OO de Industria de Asturias, ahondó en la misma cuestión. «La industria no puede estar sometida ni a los caprichos de una multinacional ni a cuestiones que tienen que resolver las administraciones públicas», reivindicó en alusión a la tarifa eléctrica.

Los sindicatos realizaron el llamamiento en el transcurso de una rueda de prensa en la que, además de los citados, también estuvieron presentes los secretarios generales de UGT-FICA, Jenaro Martínez, y de la Federación de Industria de USO, Juanjo Estrada, además de otros representantes de los sindicatos y del comité de empresa de Alcoa Avilés.

Exigen al Gobierno de España que «haga lo que tenga que hacer» para evitar el cierre

Manzano, el primero en tomar la palabra, acusó a la compañía de «actuar con sus trabajadores, con la comarca y con Asturias de forma mafiosa, con alevosía, como una organización depredadora que pretende socavar de manera criminal el derecho al trabajo y dejar en la calle a más de quinientas familias en Avilés». La manifestación, añadió, «tiene que ser un grito de rabia que le lleve a retirar las medidas adoptadas y a empezar a hablar de futuro, no de destrucción de empleo».

Jenaro Martínez reclamó «una respuesta contundente al expediente de extinción de empleo por parte de la sociedad y de las administraciones públicas». Las instituciones, señaló, «tienen que activar todos los mecanismos necesarios para revertir este despido y que Alcoa u otra empresa mantenga el empleo en esta comarca y en esta región».

Es el primer paso. «Todo lo demás vendrá después», subrayó a continuación Estrada, quien también hizo hincapié en «la importancia de que todos los estamentos de la sociedad asturiana estén presentes en la manifestación».

Más información

«Hay que romper Avilés». De la Uz arengaba así «a toda la sociedad asturiana para luchar por Alcoa y por la industria. Alcoa miente cuando nos pone sobre la mesa un expediente de extinción de empleo basándose en causas productivas, estructurales y no sé en cuantas más excusas coyunturales. No esgrimen causas económicas porque llevan años ganando dinero a patadas en España y han invertido en plantas de otros países, no aquí», manifestó.

También se refirió a los rumores sobre posibles compradores. «Todo es mentira. La única realidad es que los trabajadores de las dos fábricas estamos siendo despedidos, y el futuro pasa por que las dos sigan operando al cien por cien. No hay otra alternativa», dijo al respecto.

Los sindicatos anunciaron por último que están preparando una demanda ante la Justicia ordinaria contra la multinacional y solicitaron a la Abogacía del Estado y a la Dirección General de Trabajo que actúen de oficio. «Hay un cúmulo de irregularidades cometidas por una empresa que tiene como objetivo cerrar la fábrica y privar a los trabajadores de otras alternativas», dijo Manzano en referencia a la negativa de la multinacional a vender a otras compañías las instalaciones de Avilés y La Coruña para evitar que la competencia se haga con ellas.

La manifestación saldrá a las siete de la tarde de la plaza del Vaticano y desembocará en la de España. El precedente se remonta a 2014, cuando unas veinte mil personas expresaron en la calle su absoluto rechazo al expediente de extinción de empleo que ya presentó entonces la empresa. Apenas unos días después daba marcha atrás.

Concurso de dibujo

Por otro lado, el comité de empresa de la fábrica y el Ayuntamiento han convocado un concurso de dibujo dirigido a alumnos de quinto y sexto de primaria con el fin de «concienciarles de la situación de la industria en el municipio y de que el futuro de la actividad industrial pasa por el mantenimiento del empleo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos