La paralización de los convenios afecta a otras cinco actividades

El metal, la hostelería, el comercio, la construcción y la alimentación también encuentran trabas en la negociación, que atañen a casi 100.000 trabajadores

P. L. GIJÓN.

Los sindicatos ya anunciaron meses atrás que se prevé una oleada de conflictos a lo largo del otoño que está a punto de comenzar. No solo hay discrepancias graves en la negociación del convenio colectivo de la limpieza, también en los sectores del metal, la hostelería, el comercio, la construcción y la alimentación, que afectan a casi 100.000 trabajadores. El principal escollo entre ambas partes, aunque no el único, es la subida salarial. Las organizaciones sindicales reclaman que se cumpla lo establecido en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), de ámbito nacional, que fija un incremento salarial de hasta el 3% anual hasta 2020 y que en esa fecha no haya convenios que recojan sueldos inferiores a mil euros. Por su parte, el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Belarmino Feito, señaló, en la asamblea general de Femetal celebrada a principios de julio, que el compromiso alcanzado entre las centrales y la patronal en Madrid «no obliga a nadie ni a nada. Ni todos los territorios están en igualdad de condiciones ni todos los sectores ni empresas tienen la misma dinámica de actividad».

Un mensaje que un mes después suavizó, al defender unas subidas de los salarios lineales «moderadas» y otras «variables», en función de las posibilidades de cada empresa. En este sentido, Feito aboga por unas condiciones «asumibles para las pymes y micropymes». El sector más combativo en la reclamación de la actualización del convenio es el del metal, que da trabajo a unas 28.000 personas en Asturias. Los sindicatos consideran absolutamente insuficiente que Femetal ofrezca una subida de un 1% cuando la economía lleva cuatro años de crecimiento. Además, la posibilidad de eliminar la antigüedad supondría una pérdida del 5% anual para los trabajadores.

Recuperar poder adquisitivo

En el caso del comercio, el principal obstáculo también está en los salarios. Los sindicatos empezaron pidiendo el 3,5% y ahora rebajaron en su propuesta al 3%, pero sigue sin haber acuerdo. Los trabajadores de este sector recuerdan que las subidas salariales durante la crisis fueron muy pequeñas, pero ahora que los indicadores apuntan a una mejora en los beneficios entienden que es hora de recuperar el poder adquisitivo perdido. Respecto al convenio de minoristas de alimentación, que afecta a los trabajadores de los supermercados, la patronal propone una subida fija del 1,3% y otra variable del 1,7%, en función de los beneficios de la empresa. Por su parte, las centrales piden que el fijo sea más alto para ir acercándose a los 14.000 euros anuales.

En cuanto a la construcción, ha prorrogado las negociaciones durante todo el año, aunque no se ha llegado a la situación de ruptura. Los sindicatos reclaman que el incremento salarial no baje del 2% porque es lo que está firmado en el acuerdo estatal y mantener las actividades de la Fundación Laboral de la Construcción. En la hostelería, el último convenio finalizó en 2011 y su incumplimiento es sistemático.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos