8.000 parados más en Asturias en siete meses

8.000 parados más en Asturias en siete meses

Las primeras muestras de ralentización del mercado laboral en Asturias llegaron al final del verano

LAURACASTRO GIJÓN.

El mercado laboral asturiano comienza a quedarse sin aire sin haber llegado si quiera a los últimos metros de la recuperación del empleo destruido con la crisis. Si bien los valores interanuales siguen reflejando una tendencia a la baja en el número de parados en los últimos cinco años, los datos del pasado mes de febrero vuelven a dejar claro que el ritmo de creación de empleo cae y lo hace en más de tres puntos respecto al mismo mes de 2018 -4,54% frente a 7,67%-. Ya en enero se estaba creando empleo a la mitad de velocidad que un año antes.

Además, a pesar de que el incremento del número de parados en febrero ha sido leve -306 desempleados más que un mes antes-, echando la vista atrás hasta el verano esta cifra se dispara, pues en los últimos siete meses se han destruido 8.095 puestos de trabajo. Únicamente en diciembre, y gracias a la campaña navideña, se logró frenar la tendencia al alza desencadenada en julio gracias a la creación de 553 empleos.

Por tanto, «la mejora pierde intensidad tanto en afiliación como en paro registrado», tal y como concluyó Marta Álvarez, responsable de Estudios Económicos de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). No obstante, la patronal destaca como dato «positivo» el aumento de la afiliación en 520 personas.

¿Cómo es posible que se eleve el paro y a la vez la afiliación? Aunque pueda parecer contradictorio, es un fenómeno habitual en los registros de desempleo. El paro aumenta, principalmente, porque hay personas que pierden su puesto de trabajo o porque quienes estaban inactivos -no trabajaban ni buscaban empleo- deciden registrarse. Y la afiliación crece cuando la gente pasa a estar ocupada. Ambos indicadores están sometidos a la estacionalidad y es frecuente que el paro aumente tras la campaña navideña por el fin de los contratos temporales y porque muchos no renovaron su posición de desempleado durante las vacaciones y lo hacen al mes siguiente. Por eso, se dan meses, como este pasado de febrero, en los que el paro y la afiliación crecen a la vez.

Asimismo, la temporalidad del mercado laboral asturiano también favorece que se den este tipo de resultados. «Solo el 9% de los contratos firmados el mes pasado fueron indefinidos y eso prueba la mala calidad del empleo que se crea en Asturias», apuntó Úrsula Szalata, responsable de Empleo de CC OO, quien señaló también que «al ritmo que llevamos de creación de puestos de trabajo necesitaríamos más de 20 años para recuperar los niveles de ocupación anteriores a la crisis económica».

En términos similares se expresó Mar Celemín, secretaria de Política Sindical de UGT, quien incidió en que la cobertura por desempleo «sigue en mínimos» al situarse en el 49,7%. Es decir, más de 41.600 parados asturianos no reciben prestación alguna que compense económicamente su situación.