La plantilla de Alcoa despide el año luchando por su puesto de trabajo

La plantilla de Alcoa despide el año luchando por su puesto de trabajo
OMAR ANTUÑA

Los trabajadores de Alcoa cortan la carretera frente a la fábrica de Avilés

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

Los trabajadores de Alcoa Avilés se han concentrado hoy ante la fábrica de aluminio y han quemado neumáticos en la carretera de acceso para cortar el tráfico durante media hora y reiterar el último día del año su exigencia de continuidad de la actividad y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

La protesta forma parte del calendario de movilizaciones acordado en asamblea que incluye una concentración el próximo 8 de enero frente a la sede del Ministerio de Industria coincidiendo en el día con la próxima reunión de la mesa negociadora del expediente de extinción de empleo.

El calendario de movilizaciones cerrado hasta ahora incluye también una marcha a pie de los trabajadores desde la aluminera hasta el Ayuntamiento de Avilés, donde se concentrarán, el próximo 12 de enero, desde las 12:00 hasta las 13:00 horas.

Los trabajadores luchan contra el expediente de extinción de empleo que pesa sobre los 686 trabajadores de las fábricas de Avilés y A Coruña.

Los ánimos están «entre mal y muy mal», según ha explicado a Efe el presidente del comité de empresa, José Manuel Gómez de la Uz, que ha añadido que lo importante es que hay ganas de luchar por los puestos de trabajo.

Esta convocatoria quiere escenificar la despedida del año en clave reivindicativa y reforzar el sentimiento fraternal que une a los 320 trabajadores en lucha por sus empleos.

«No vale decir que están trabajando. Al final, si cierra Alcoa, les haremos responsables». Así de tajante se mostraba ayer el presidente del comité de empresa de la factoría avilesina, José Manuel Gómez de la Uz, tras conocer las declaraciones del secretario general de Industria, Raül Blanco, en las que no ofrecía ninguna alternativa para las plantas. «El Gobierno se está poniendo de perfil y faltan dos semanas para que empiecen a cerrar y haya despidos», advirtió el responsable sindical.

Blanco, que depende directamente de la ministra de Industria, Reyes Maroto, señaló el sábado en la Cadena Ser que el Gobierno sigue trabajando con las autonomías, los sindicatos y la empresa, pero no ofreció ninguna otra alternativa, frente a los proyectos que sí expuso para la factoría que Vestas cerró en Villadangos del Páramo (León), adquirida por Network Steel, o las plantas de Cemex en Almería y Mallorca, para las que hay 14 proyectos industriales alternativos sobre la mesa. En el caso de Alcoa solo aseguró que el Ejecutivo estará al lado de los trabajadores y que no es posible la nacionalización de las factorías, como reclaman estos. «No se contempla y en eso la normativa europea es muy estricta y ahí no tenemos margen posible», señaló.

Noticias relacionadas

La multinacional Alcoa mantiene su intención de cerrar las plantas de Avilés y La Coruña, tal y como anunció en octubre. El plazo límite para evitar que lleve a cabo ese plan es el 15 de enero.