La presión de la Inspección de Trabajo convierte 46.554 empleos temporales en fijos

Magdalena Valerio, ayer, durante su comparecencia. / EFE
Magdalena Valerio, ayer, durante su comparecencia. / EFE

Asturias aumenta un 34,5% el número de contratos indefinidos en un año al suscribir 2.623 el pasado agosto

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Desde la puesta en marcha, el pasado mes de agosto, del Plan Director por un Trabajo Digno, 46.554 contratos temporales han pasado a ser fijos. El dato lo dio a conocer ayer la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio. Aunque desde su departamento no se dieron cifras por comunidades autónomas, lo cierto es que si se observa la evolución en el Servicio Público de Empleo del Principado, en Asturias en tan solo un año, comparando agosto de este año con el de 2017, el número de contratos indefinidos ha crecido un 34,5%, al pasar de los 1.758 suscritos en el ejercicio anterior a los 2.623 de ahora.

Magdalena Valerio explicó que de las cartas enviadas en agosto tras detectar que había 80.500 contratos temporales que habían superado su tiempo legal establecido, un total de 46.554 pasaron a ser indefinidos, lo que supone un porcentaje del 58%.

«Puede ser una gota de agua en el océano de la precaridad laboral, pero da idea del compromiso del Gobierno y de su voluntad de cambiar las cosas», dijo la ministra.

Según datos aportados por el Ministerio, se han enviado 81.000 cartas a empresas que habrían incurrido en algún tipo de fraude laboral. La mayoría de ellas son pequeñas y medianas empresas de servicios, ubicadas en gran medida en la costa mediterránea.

En total, son 130.000 los trabajadores afectados, de los cuales 80.500 tenían contratos temporales y 50.000 contratos a tiempo parcial. Sobre estos últimos, el gabinete de la ministra aún no ha aportado datos.

De los primeros, el 42% no ha conseguido la reconversión a fijos. Eso no quiere decir que dichos trabajadores se hayan quedado sin empleo, precisan las fuentes consultadas, sino que las empresas implicadas no han respondido aún a los requerimientos del Gobierno en su remesa de cartas, en cuyo caso, serán sometidas a la Inspección de Trabajo como segundo paso previsto en el plan de lucha contra el fraude laboral.

El Plan Director por un Trabajo Digno (2018-2020) contiene 75 medidas concretas para combatir situaciones de abuso laboral como la temporalidad injustificada o la parcialidad abusiva que convierte en la práctica una jornada a tiempo parcial en jornada completa. El plan está dotado con 30 millones de euros y el Gobierno prevé aumentar en dos años en un 25% de la plantilla de inspectores, esto es, cerca de 900 efectivos más.

Revalorizar las pensiones

La ministra también mostró su deseo de que pronto pueda alcanzarse un acuerdo en el Pacto de Toledo sobre la nueva fórmula para revalorizar las pensiones después de que este miércoles se cancelara la reunión prevista ante la imposibilidad de llegar a un consenso. Y en este sentido, lanzó un mensaje a los grupos parlamentarios: «No puede ser que cada uno quiera imponer el 100% de sus planteamientos, todo el mundo tiene que ceder un poquito de su posición si queremos llegar finalmente a un acuerdo».

El principal destinatario de estas palabras sería Unidos Podemos, que se mantiene firme en su postura de no aceptar una fórmula que no implique que las pensiones suban cada año al menos el alza de los precios. «No nos moveremos de aquí», insisten una y otra vez desde la formación morada.

 

Fotos

Vídeos