Los trabajadores con las tablas salariales más bajas se plantan ante la patronal

Los trabajadores con las tablas salariales más bajas se plantan ante la patronal
Los trabajadores de la limpieza, el comercio y la hostelería, concentrados ayer delante de Fade. / P. LORENZANA

Empleados de la limpieza, la hostelería y el comercio reclaman delante de Fade subidas acordes al momento expansivo de la economía

N. A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Pertenecen a los colectivos de trabajadores con los sueldos más bajos y ayer unieron fuerzas para protestar delante de la sede de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) por las propuestas de subidas salariales que están recibiendo por parte de las compañías en la negociación de sus convenios. La concentración la habían convocado los empleados del sector de la limpieza, al que pertenecen unos 12.000 en Asturias, muy enfadados por la oferta de un incremento del 5% en cuatro años puesta sobre la mesa por la patronal, pero allí también acudieron trabajadores de la hostelería y del comercio, también muy beligerantes con las proposiciones que están recibiendo por parte de las compañías.

En total, más de 120.000 empleados asturianos tienen aún bloqueados los convenios (metal, hostelería, comercio, construcción, limpieza y alimentación), pero son, sobre todo, estos tres colectivos los que se han unido para denunciar la precarización en las condiciones laborales que sufren sus trabajadores, con menos remuneración y mayores niveles de temporalidad y de contratos a tiempo parcial que el resto.

Los ánimos están caldeados. Critican que las empresas utilicen los mismos argumentos que durante la crisis, a pesar de «obtener importantes beneficios económicos». Su objetivo pasa por que las compañías asuman el acuerdo alcanzado a nivel nacional por la CEOE, Cepyme y los sindicatos UGT y CC OO para aumentar este año los sueldos un 3% y conseguir una subida progresiva en las tablas más bajas para que el salario mínimo de convenio sea de 14.000 euros anuales (1.000 euros en 14 pagas) en 2020. Este pacto, que tiene únicamente carácter orientativo para las negociaciones, fue duramente criticado por el presidente de Fade, Belarmino Feito, que argumentó que muchas empresas no pueden plantearse tales subidas y que, incluso, serían su ruina.

«Exigimos a la patronal y a las organizaciones empresariales en Asturias que asuman los compromisos pactados y que apliquen en la región los acuerdos estatales firmados en materia de negociación colectiva», insistieron ayer en un comunicado conjunto UGT, CC OO y USO. Censuran también que se utilicen argumentos como la austeridad en los tiempos que corren, por ello han pedido una subida del 9% en tres años, una propuesta rechazada de plano por las empresas, a las que acusan de «reírse» de los trabajadores. Si la patronal no se mueve, advierten, de que están dispuestos a todo. La amenaza de huelga está sobre la mesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos