UGT reclama un «pacto social» contra el desempleo juvenil y la desigualdad

Javier Fernández Lanero. / Á. PIÑA
Javier Fernández Lanero. / Á. PIÑA

El sindicato entregará a los partidos políticos un decálogo donde se recogen las exigencias económicas y sociales para la próxima legislatura

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Un pacto en materia económica y social que sirva como base para poner en marcha las políticas de la próxima legislatura en Asturias. Esta es la intención que ayer hizo pública UGT al presentar su 'Decálogo para un pacto social: primero las personas', un documento que entregará a los grupos políticos de la Junta en el que figuran las «exigencias» del sindicato de cara a las elecciones autonómicas. Entre las medidas destaca un plan de choque contra el desempleo juvenil, el impulso de planes de igualdad en las empresas o la extensión de la red educativa de 0 a 3 años.

El secretario general de UGT Asturias, Javier Fernández Lanero, explicó, en relación al documento, que se trata de medidas «completamente defendibles desde cualquier partido moderado de izquierdas», por lo que lo presentarán a las distintas formaciones «que respetan la democracia, las reglas del juego y el modelo social de convivencia» a partir del lunes, cuando el sindicato se reunirá con el PSOE.

El decálogo aboga por el empleo de calidad y con derechos mediante la puesta en marcha de medidas como la derogación de la reforma laboral, el fomento de los planes locales de empleo, el impulso del autoempleo y la economía social o el desarrollo de un plan de choque contra el desempleo juvenil.

También figuran en el plan la intensificación de la lucha contra la siniestralidad laboral y la ampliación del catálogo de enfermedades profesionales, la garantía de la igualdad entre hombres y mujeres y el impulso de un modelo productivo sostenible con una transición energética «justa». UGT, asimismo, aboga por dar un impulso y finalizar las infraestructuras necesarias para Asturias como el corredor atlántico o el área metropolitana central.

La venta de Alcoa

También se pronunció ayer UGT sobre las modificaciones presupuestarias necesarias para elevar al máximo la compensación por costes de emisiones indirectas de CO2, una medida que, según afirmó el secretario general de la Federación de Industria de UGT, Jenaro Martínez, sigue siendo un compromiso para el Gobierno de Sánchez.

Este movimiento sería clave para la venta de Alcoa, un proceso con el que Martínez se mostró «prudente» pero esperanzado. «Hay dos meses para negociar y, con el Gobierno que salió de las urnas, hay que esperar que la situación pueda llegar a buen puerto», afirmó.