El rector comparte la iniciativa de la patronal para potenciar el bilingüismo

El rector comparte la iniciativa de la patronal para potenciar el bilingüismo

Santiago García Granda sostiene que «el nivel de inglés de muchos alumnos es superior al de los profesores»

EUGENIA GARCÍA OVIEDO.

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, recogió ayer el guante lanzado por la Federación Asturiana de Empresarios, que en el documento '22 medidas urgentes para el progreso de Asturias' incidía en la enseñanza del inglés como uno de los elementos claves para fortalecer la economía asturiana. «Se trata de una cuestión sobre la que llevamos tiempo trabajando», respondió García Granda a la Fade, que persigue que los jóvenes asturianos inicien la Universidad «con competencias lingüísticas a un nivel medio y avanzado, lo que facilita la formación en otros idiomas, la movilidad y la empleabilidad». «El nivel de inglés de los estudiantes de la Universidad de Oviedo está creciendo a unas velocidades tremendas. Los que damos clase en titulaciones bilingües nos damos cuenta de que algunos tienen un nivel mucho mejor del que tenemos los profesores, por lo que tenemos que seguir haciendo esfuerzos», reconoció el rector. La lengua inglesa constituye, aseguró, «una herramienta indispensable, y Fade hace bien en reclamarlo».

No fue el único asunto recogido en el documento que refleja las propuestas de los empresarios para garantizar el futuro de la región sobre el que se pronunció el rector. García Granda hizo asimismo referencia a la petición de implantar la modalidad dual también en la Universidad y aumentar el número de horas de prácticas en empresa que realizan los universitarios. «Dependemos bastante del entorno industrial, pero estamos avanzando en este aspecto en colaboración con las empresas», dijo. El máximo responsable de la Universidad ve también más próxima una formación dual universitaria en la que la Fade y la entidad que preside llevan «meses trabajando», y cuya implementación considera «necesaria». «Complementará los excelentes y generosos programas de prácticas en empresas que proporcionan a nuestro estudiantado cada vez más empresas en Asturias» y que en principio «va a afectar a pocos alumnos, pero que tendrán la oportunidad de tener contratos mientras están cursando su titulación».

Para contribuir a mejorar la relación entre la institución académica y el tejido empresarial, «hemos tomado nota de las críticas que nos señalaban barreras a la colaboración entre Universidad y empresa como son el problema de tener horizontes temporales diferentes o una burocracia demasiado tediosa», indicó García Granda. Por ello, «hemos replanteado la forma de cooperar estratégicamente con las empresas, mejorando y aumentando las prácticas, potenciando nuestra orientación internacional y facilitando la puesta en valor de la investigación aplicada».

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos