El sector de las TIC emplea ya a más de 7.200 trabajadores en Asturias

Félix Baragaño, de la Cámara de Gijón; Alejandro Durán, de Clúster TIC; el consejero Isaac Pola; Teresa Vigón, de Asturex; y Víctor Manuel Solla, director general de TIC, participaron en la jornada inaugural. /  A. FLÓREZ
Félix Baragaño, de la Cámara de Gijón; Alejandro Durán, de Clúster TIC; el consejero Isaac Pola; Teresa Vigón, de Asturex; y Víctor Manuel Solla, director general de TIC, participaron en la jornada inaugural. / A. FLÓREZ

La región es «una buena referencia internacional en la transformación digital», defiende el consejero de Industria

L. CASTROGIJÓN.

Es un sector en pleno auge en Asturias y tiene por delante un amplio margen de crecimiento. Son ya 863 las empresas dedicadas a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la región, dan empleo a más de 7.200 trabajadores y facturan al año más 900 millones de euros. Son algunos de los datos que dio ayer el consejero de Industria, Empleo y Turismo, Isaac Pola, durante la primera jornada del V Foro Internacional del Sector TIC, dedicada a la inteligencia artificial. En el ámbito de la transformación digital, apuntó Pola, «somos ya una buena referencia a nivel internacional y también lo son nuestras empresas por la aplicación que hacen de ella en los diferentes sectores».

El evento, organizado por Clúster TIC de Asturias y Asturex en el recinto ferial Luis Adaro, tiene como objetivo poner en contacto a diferentes empresas para generar nuevos proyectos y proponer soluciones innovadoras que les permitan ganar competitividad. «La transformación digital no es algo que se nos viene encima, sino que ya estamos en ella y no querer darnos cuenta sería muy estúpido», indicó Teresa Vigón, directora general de Asturex, quien añadió que «todas las empresas deben espabilar en esto».

No se trata solo de reducir costes, sino que permite «predecir» lo que va a suceder. «Estar preparado para actuar ante un evento facilita la vida de los ciudadanos y también la adaptación a los cambios», señaló Vigón. Así, por ejemplo, la compañía Terrain Technologies, utilizó los datos recopilados por la Empresa Municipal de Transporte Urbano de Gijón (EMTUSA) en 2013 para tratar de predecir el comportamiento de los usuarios. «Metimos la información en el simulador y luego comparamos los resultados con los datos reales registrados dos meses después. La coincidencia con nuestra predicción fue del 93%», explicó María Jesús Argüelles, directora ejecutiva de la firma. Esto permitió optimizar la red de transporte de la ciudad «sin tomar decisiones a ciegas», pues frente a los miles de datos que se pudieron obtener de las encuestas tradicionales de movilidad, el simulador fue capaz de recopilar millones.

Los pies en la tierra

Este sistema capaz de hacer predicciones es conocido como aprendizaje automatizado o 'Machine Learning'. Es un primer paso hacia el futuro de la inteligencia artificial, pero aún queda mucho recorrido por hacer. «Todo esto se ha exagerado más allá de sus límites. La inteligencia artificial está más lejos de lo que parece», advirtió Francisco J. Martín, consejero delegado de la firma estadounidense BigML. «Estamos a décadas o, incluso, cientos de años de tener algo mínimamente inteligente. Estamos en los prolegómenos», insistió. No obstante, el 'Machine Learning' está cada vez más presente en el día a día de las empresas. Por ejemplo, apuntó Martín, «ya hay compañías aéreas capaces de prever las turbulencias y ahorrar con ello 100 millones en combustible».