La subida salarial y el calendario vacacional, principales demandas para el Acuerdo Marco

Empresa y centrales constituyen la mesa para negociar las relaciones laborales de los próximos años

N. A. E. GIJÓN.

Arcelor y los sindicatos constituyeron ayer la mesa de negociación del que está llamado a ser el VII Acuerdo Marco del grupo en España. Este documento rige las relaciones laborales entre los empleados y la multinacional en la mayoría de centros de trabajo que tiene en España, entre ellos los de Asturias, en aspectos como las subidas salariales o el calendario vacacional, dos de las reivindicaciones en las que las centrales serán más beligerantes. En la negociación, UGT contará con cuatro titulares, CC OO con tres y USO, CSI, ELA y LAB tendrán uno cada uno.

Aunque no se prevé que los encuentros entre empresa y sindicatos empiecen hasta enero, las organizaciones ya tienen sus principales peticiones definidas, muchas de ellas coincidentes. Así. UGT planteará un aumento del 4% o ligarlo al IPC más un porcentaje, con el objetivo de recuperar las condiciones perdidas en los años de la crisis, reducciones de jornada, que las vacaciones puedan disfrutarse en verano, mejoras en el seguro colectivo o que no se contraten empresas multiservicio. CC OO, por su parte, plantea una subida salarial en la línea con el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que incluye un incremento salarial de entre el 2% y el 3%, pero también eliminar la cláusula que permite que los eventuales cobren solo el 80% el primer año o mejoras en el calendario vacacional, para que pueda volver a disfrutarse integramente en verano. USO planteará referenciar las subidas anuales por encima del IPC, seguir con el rejuvenecimiento de la plantilla, ampliar los permisos de acompañamiento al médico, permitir más vacaciones en verano y condiciones sociales iguales para todos los trabajadores.

Además, CSI reclama la subida del IPC más un 1%, la reducción de la jornada laboral, que el mes de vacaciones se pueda disfrutar en verano, que se contrate personal ante bajas de larga duración, el aumento de permisos retribuidos y que, ante la falta del relevo, el trabajador solo tenga que permanecer en su puesto una hora y no cuatro como en la actualidad.