El tirón del turismo lleva a Asturias a su mejor verano en empleo de los últimos nueve años

El tirón del turismo lleva a Asturias a su mejor verano en empleo de los últimos nueve añosGráfico
Un camarero, atendiendo a unos clientes en Llanes. / Nel Acebal

La región cerró junio con 70.496 parados, un 4,2% menos que el mes anterior, con una bajada de desempleados en todos los sectores, tramos de edad y sexos

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

La campaña de verano ha vuelto a influir de forma positiva en los datos del paro del mes de junio. El número de desocupados en Asturias ha disminuido en 3.124 personas, lo que supone un descenso del 4,24%, hasta alcanzar los 70.496 parados, una cifra que no se veía desde 2009, un año después del estallido de la crisis. En términos anuales, el desempleo ha bajado un 6,58% respecto al mismo mes del pasado año, con 4.964 personas menos registradas en el Sepepa. También es positiva la evolución de la afiliación a la Seguridad Social, con 1.403 nuevos cotizantes en el pasado mes. En un año, el Principado ha ganado 3.229 afiliados. Se trata, no obstante, de la mejora más moderada en términos relativos del país.

La rebaja del paro ha tocado todos los sectores, todos los tramos de edad y de sexos. Si se tiene en cuenta la actividad económica, el mayor descenso se ha producido en el sector servicios, con una caída de 2.377 personas. Le sigue el descenso en la industria, con 247 desempleados menos, el del colectivo sin empleo anterior, con 188 personas menos en paro. La agricultura registra 86 parados menos.

La directora del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), Luisa Pérez, destacaba ayer el «buen comportamiento» del mercado de trabajo asturiano por el descenso generalizado de las cifras de paro. Una de las cifras que resaltó fue la reducción del desempleo del grupo de edad de 25 a 45 años (-9,55%).

El Principado gana 3.229 afiliados en un año, la mejora más moderada del país

También la responsable de Estudios Económicos de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Marta Álvarez, valoró que el Principado ha cerrado un primer semestre «positivo» por la reducción de los niveles de desempleo. No obstante, echa en falta una «mayor intensidad en la recuperación del empleo» para «alcanzar los niveles previos a la crisis».

Los sindicatos, en cambio, ven los datos del paro desde otro prisma. La secretaria de Política Sindical de UGT de Asturias, Mar Celemín, considera que «la precariedad laboral continúa ensombreciendo el descenso del paro», a la vez que advierte del «carácter estacional» del empleo que se crea. Lamentó que «a la mala calidad del empleo se une la del desempleo», puesto que el 54% de los parados que hay en la región no cobra prestación.

Celemín también resaltó que las mujeres sufren en mayor medida la precariedad laboral, «con mayores niveles de temporalidad, de parcialidad, rotación laboral y salarios más bajos». Otros colectivos más vulnerables, con mayores problemas de inserción laboral, son los mayores de 45 años y los jóvenes, agregó. Por ello, dijo que las prioridades del nuevo Gobierno del PSOE deben ser las políticas activas de empleo y la protección social.

La responsable de Empleo de CC OO de Asturias, Úrsula Szalata, por su parte, manifestó que los datos del paro «no invitan para nada al optimismo», al «desacelerarse» la creación de empleo, siendo «la más baja» por comunidades autónomas y «muchísimo más débil» que la media estatal. Expuso que, si bien junio viene siendo el mes en el que más contratos de trabajo se realizan para reforzar la hostelería, estas contrataciones deberían basarse en empleos de calidad. Además, puso de manifiesto que «aún hay 44.000 cotizantes menos que en 2008, y con condiciones de trabajo más precarias; y 21.500 parados y paradas más, y en situación de mayor vulnerabilidad». «Seguimos basando la recuperación y la mejoría en trabajos estacionales y sin estabilidad», lamentó.

En el conjunto del país, el mercado laboral continúa con su ajuste y el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en junio en 89.968 desempleados respecto al mes anterior. Eso sí, supone su menor descenso en este mes desde 2011.

De esta forma, el total de parados descendió en junio hasta los 3.162.162 desempleados, su nivel más bajo desde diciembre de 2008.

A pesar de que este mes no se ha situado entre los mejores junios de los últimos años, el paro sigue su tendencia a la baja y hay que subrayar que desde los máximos alcanzados en febrero de 2013, se ha reducido en más de 1,9 millones de personas. De hecho, la cifra total se acerca a los 3 millones, una barrera que se superó en 2008 y que marcó el inicio de la crisis.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos