Los trabajadores de Vesuvius protestan ante la planta de Langreo tras el anuncio de cierre