«Es una transición sin sentido hacia la nada»

La portavoz del Gobierno de la Junta de Castilla y León califica de «cierre caprichoso» el fin de la extracción del carbón

DANI GONZÁLEZ LEÓN.

Asturias no es la única comunidad donde el proceso de transición energética y el fin de la minería del carbón están levantando ampollas. Contraria y también crítica con la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de acabar con la extracción del mineral el 31 de diciembre de este año, Milagros Marcos, portavoz del equipo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, considera que este camino que ha adoptado desde el inicio el Ministerio de Transición Ecológica es «infundado».

Para la consejera de Agricultura y portavoz del equipo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, esta decisión «no tiene sentido alguno», ya que la solución es realizar una «transición justa y no un cierre caprichoso». De hecho, señaló que «esto es un cierre anticipado que ofrece prestaciones asistenciales y sociales». Es decir, «es una transición hacia el vacío y hacia la nada», lamentó Marcos, quien consideró que esta propuesta «no crea actividad económica alguna».

Recordó que con el anterior ministro, Alberto Nadal, se había logrado alcanzar un consenso para «revertir la intención que el Gobierno socialista ya había mostrado en 2010». De hecho, incidió, «trabajamos a nivel europeo para que este cierre se aplazara hasta 2030. De esta manera, las térmicas podían seguir funcionando».

La portavoz de la Junta insistió en afirmar que el carbón sigue siendo necesario dentro del mix energético. «Sin esta energía no hubiéramos podido encender la luz de casa», añadió. «Si se trata de subir el precio de la luz y de poner la alfombra roja a las eléctricas, Sánchez lo está haciendo muy bien. Si se trata de ayudar al medio rural y garantizar la actividad de las térmicas, avaladas por los informes de medio ambiente a nivel europeo, es algo caprichoso», concluyó la portavoz del equipo de Gobierno de la Junta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos