Los asturianos de 16 a 29 años destinan hasta un 60% de su salario al pago del alquiler

Los asturianos de 16 a 29 años destinan hasta un 60% de su salario al pago del alquiler

Apenas un 19% vive emancipado, la tasa más baja del milenio, y la mayoría de ellos lo hace compartiendo casa, al menos, con otra persona

L. CASTRO / L. PALACIOSGIJÓN / MADRID.

Joven y emancipado es hoy en día casi una 'rara avis'. Apenas el 19% de las personas de entre 16 y 29 años residen fuera de su hogar de origen, lo que supone la cifra más baja de este milenio y está muy por debajo de los niveles de Europa, que registra una media en el entorno del 23 y 24%, según los datos de un informe presentado ayer por el Consejo de la Juventud de España, que se basa en datos del segundo semestre de 2018.

Pero no puede resultar extraño si, tal y como denuncia este estudio, para poder alquilar una vivienda los jóvenes asturianos tienen que dedicar hasta un 60% de su salario y es casi imposible que los bancos los avalen para convertirse en propietarios. El porcentaje se dispara hasta el 90% si se tiene en cuenta la media española, debido principalmente a que una gran parte de la población de 16 a 29 años se encuentra viviendo en las grandes capitales, es decir, en Madrid y Barcelona.

Pese a que este retraso de la salida del nido materno es un fenómeno que no es exclusivo de Asturias, aquí se da de forma más acusada por el alto nivel de precariedad que afecta a este colectivo. Y es que para poder emanciparse hace falta tener un empleo, que éste sea estable y que además suponga un salario decente, algo que desgraciadamente no es común entre los jóvenes. De hecho, solo uno de cada cinco asturianos menor de 25 años tiene un empleo y cobran, de media, 6.177 euros brutos anuales. Los salarios crecen si se amplía el rango hasta los menores de 30, pero apenas supera los 10.000 euros al año. Además, Asturias tiene la tasa de actividad juvenil -proporción de personas que trabajan o buscan un empleo respecto a la población que está en edad de hacerlo- más baja del país y se redujo prácticamente a la mitad en los últimos diez años, al pasar del 46,71% en el primer trimestre de 2009 a 28,44% en el mismo periodo de 2019.

Todo esto explica que el porcentaje de jóvenes que se ha emancipado en Asturias en la última década haya caído más de dos puntos (del 21% al 19%) y que la mayoría de ellos compartan casa con, al menos, otra persona.