Los constructores critican los retrasos de «hasta un año» en las licencias de Gijón y Oviedo

Guillermo Fernández Bueno, el asesino y violador fugado en Cantabria, detenido en Senegal
El presidente de Fade, Belarmino Feito, se reunió ayer con el de CAC-Asprocon, Joel García. / PABLO LORENZANA

El presidente de CAC-Asprocon afirma que «el sector está en recuperación y necesitamos mejorar la gestión de los permisos urbanísticos»

R. AGUDÍN / D. FERNÁNDEZ OVIEDO.

La tramitación para la construcción de un bloque de cincuenta viviendas en Oviedo o en Gijón puede demorarse «hasta un año». Así lo afirmó ayer el nuevo presidente de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocon), Joel García, durante la reunión que mantuvo con el líder de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade), Belarmino Feito. Según explicó el presidente de los constructores, estos «importantes» retrasos están «ralentizando» la recuperación de un sector que en Asturias ya ha empezado a sacar la cabeza tras diez años de profunda crisis que ha destruido casi 16.800 empleos.

Joel García insistió en que uno de los principales problemas que están ralentizando la recuperación de la construcción de vivienda no está en la obtención de financiación necesaria para acometer la obra, sino en los retrasos en la obtención de los permisos. En este sentido, afirmó a EL COMERCIO que un empresario que había presentado un proyecto de construcción y que tenía un volumen de negocio de ocho millones de euros ha tenido que esperar «diez meses» para que el Ayuntamiento le haya concedido las licencias de obra, «cuando la ley establece que como máximo se deben dar en tres meses».

Según Joel García, el problema se encuentra en la gestión de los permisos una vez que se registran los proyectos. La solicitud de licencias tiene que pasar por varios áreas municipales, como el de Urbanismo, el arquitecto municipal, entre otros departamentos, «y si estos procedimientos comenzasen a la vez se podrían mejorar los tiempos».

Tapón

Para el presidente de CAC-Asprocon, una de las posibles soluciones podría ser la «externalización» de estos servicios. Insiste en que estos «tapones» son generalizados en Asturias, aunque, lógicamente, con mayor incidencia en Oviedo y Gijón. «Hay mucho retraso en las licencias de grandes obras, con muchísima inversión, y generan un problema importante. En las grandes obras de vivienda y promoción este proceso puede demorar más de un año», reiteró García.

El presidente de la patronal de la construcción cree que estas demoras perjudican claramente al sector, que ha iniciado su recuperación. «Acabamos de sufrir una fuerte crisis y tenemos visos de mejora, aunque el sector está malherido. Por eso necesitamos mejorar la situación de las licencias urbanísticas, las bajas económicas de la obras, consolidar el empleo de calidad y que las empresas tengan músculo financiero», afirmó Joel García.

Aún así, es optimista. El presidente de CAC-Asprocon cree que uno de los elementos que demuestran que el sector se está recuperando es «la escasez de mano de obra que estamos apreciando». Los operarios de la construcción que fueron perdiendo sus trabajos con motivo de la crisis están ahora en otras actividades «y necesitamos que estos trabajadores sepan que empieza a haber trabajo de nuevo trabajo y estabilidad».

Respecto al nuevo sistema de contratación del Principado, García admite que permite que primen aspectos como la calidad, la cercanía a la hora de la reposición o el servicio posventa, aunque ha lamentado que las obras aún no salgan a concurso. «Sigue faltando bastante inversión» pública, se lamentó.

«Mala gestión»

Por su parte, el presidente de Fade compartió las críticas de Joel García a los retrasos en la tramitación de licencias por parte de los ayuntamientos. «Creo que se debe a una mala gestión, ya que otras ciudades de España tienen mucho más movimiento que Oviedo y Gijón y no tardan ni la mitad en conceder licencias», dijo.

Aprovechó Belarmino Feito para criticar el encarecimiento, «y bastante», del suelo industrial en la región. «Hay mucho suelo, pero las grandes bolsas no están disponibles. Está en localizaciones que no están demandadas», explicó.