El precio de la vivienda se acelera en Asturias, pero sigue en la cola nacional

Una pareja ojea los anuncios de compraventa de pisos en el escaparate de una agencia inmobiliaria de Gijón. / ARNALDO GARCÍA
Una pareja ojea los anuncios de compraventa de pisos en el escaparate de una agencia inmobiliaria de Gijón. / ARNALDO GARCÍA

Se incrementa un 4,1%, casi dos puntos más que en el trimestre anterior, aunque aún está lejos de la subida nacional que se sitúa en el 6,8%

L. CASTRO / J. M. CAMARERO GIJÓN / MADRID.

El precio de la vivienda en Asturias aumenta y lo hace de forma más rápida. En el primer trimestre de 2018, el crecimiento era de un 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior, un dato que se elevó entre los meses de abril y junio de este ejercicio hasta el 4,1%. Esto sitúa a Asturias, junto a Extremadura, como las dos comunidades donde más se aceleró la subida del precio. Por tanto, el importe de la vivienda continúa en ascenso por cuarto trimestre consecutivo, tras la leve caída experimentada entre el último trimestre de 2016 y el segundo del año pasado.

Además, al igual que sucede en el ámbito nacional, se da la circunstancia de que apenas hay diferencias entre el tipo de inmuebles que se venden en la región en cuanto a su coste se refiere. En el Principado, los precios de la vivienda nueva subieron un 4,7%, un porcentaje muy similar al que experimentaron los de segunda mano con un alza del 4%.

Sin embargo, Asturias continúa siendo una de las comunidades más rezagadas. Es más, la subida nacional del precio de la vivienda se situó en este segundo trimestre del año casi tres puntos por encima, en un 6,8%, con Cataluña, Cantabria y Madrid como las comunidades donde más se incrementó en el último año. Además, el importe de los inmuebles en España lleva 17 trimestres consecutivos elevándose, esto es, más de cuatro años seguidos desde que la recuperación económica comenzó a dar los primeros síntomas al final del túnel de la recesión.

En cualquier caso, los expertos consultados evitan definir la actual situación del mercado inmobiliario como una burbuja, ya que consideran que estas subidas de precio responden a los efectos colaterales de la recuperación económica. Por su parte, los constructores asturianos son optimistas y prevén que este año se agote el 'stock' de viviendas, que el pasado mes de agosto rondaba entre las 1.800 y las 1.900.

De hecho, según el Observatorio Inmobiliario en Asturias, de la Asociación de Inmobiliarias de Asturias, el sector ha evolucionado al alza en la región por la puesta en el mercado de 1.124 viviendas nuevas durante los primeros seis meses de este año. Esa cifra casi iguala a la del total de viviendas hechas en los doce meses de 2017, que fueron 1.157. «Es cierto que son aún reducidas si se comparan con los tiempos anteriores a la crisis, cuando en Asturias se producían 6.000 viviendas, pero se ve un aumento de la actividad», manifestó a este diario a mediados de agosto, María Calvo, presidenta del colectivo Promotores de CAC-Asprocón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos