El PP alerta del riesgo de sucursalismo de Barbón ante el Gobierno de Sánchez

Miembros de la candidatura popular, con Teresa Mallada al frente, reunidos con Belarmino Feito y otros empresarios./ÁLEX PIÑA
Miembros de la candidatura popular, con Teresa Mallada al frente, reunidos con Belarmino Feito y otros empresarios. / ÁLEX PIÑA

«El candidato socialista no se va a atrever a llevar la contraria a un gobierno nacional de su mismo signo político», advierte Teresa Mallada

A. M.OVIEDO.

El PP alertó ayer del sucursalismo en el que, en su opinión, puede caer Asturias con respecto al Gobierno de Pedro Sánchez si Adrián Barbón gana las próximas elecciones autonómicas. La candidata del PP a la Presidencia, Teresa Mallada, hacía ayer esta reflexión minutos antes de reunirse con representantes de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) y prometerles una batería de medidas que, aseguró, permitirán a la región avanzar en la línea de la media nacional. Entre otras, la revisión del sistema de promoción económica del Principado de Asturias, planes de consolidación y crecimiento de proyectos empresariales, reformas que faciliten la continuidad de las empresas familiares, apoyo y fomento del trabajo autónomo del comercio, instauración de una política energética adecuada a Asturias y apoyo al I+D+i, las nuevas tecnologías y la digitalización.

Teresa Mallada también está dispuesta a pelear en Madrid por una reforma de la financiación autonómica basada en criterios de despoblación y envejecimiento con el objeto, dijo, de garantizar un reparto justo de los servicios. Y, en ese sentido, la candidata popular entiende que su partido es el único capaz de defender con rotundidad los intereses de Asturias. «Es fundamental que el 26 de mayo gane el PP en nuestra región, porque es una realidad que, si Gobierna el PSOE, el señor Barbón no se atreverá a plantearlo ante su jefe en Madrid», sentenció. «El candidato socialista no se va a atrever a llevar la contraria a un gobierno nacional de su mismo signo político», incidió.

«Asturias necesita colocar como prioridad social la competitividad empresarial», recalcó la candidata, quien insistió en un mensaje reiterado a lo largo de la campaña como es el de la bajada de impuestos. «No subirlos, como plantea hacer la izquierda», subrayó, al tiempo que se comprometió a ofrecer «facilidades y no complicaciones» al empresariado.

Más información