Barbón aboga por crear una ley integral para mayores

Barbón, tras reunirse con la asociación Los Más Grandes. / NEL ACEBAL
Barbón, tras reunirse con la asociación Los Más Grandes. / NEL ACEBAL

DANI BUSTO GIJÓN.

El secretario general de la FSA y candidato socialista al Principado, Adrián Barbón, se reunió ayer con la asociación de jubilados Los Más Grandes de Ribadesella, donde apostó por sacar adelante en la próxima legislatura una ley integral de personas mayores y por poner en marcha programas de acompañamiento.

Barbón, en declaraciones recogidas por Europa Press, indicó que su gobierno tendrá «una sensibilidad especial» hacia las personas mayores frente a la «insensibilidad de los partidos de derechas».

Barbón, que estuvo acompañado en Ribadesella por la cabeza de lista del Oriente, Gimena Llamedo, y por el candidato a la Alcaldía, Ramón Canal, abogó por avanzar en cuestiones como la reducción de las listas de espera en materia de dependencia y el incremento de plazas en el ERA.

«En esto las derechas no tienen sensibilidad, lo han demostrado con las pensiones», señaló Barbón, para añadir que PP, Ciudadanos, Foro y la «extrema derecha» no tienen en cuenta a las personas mayores, «y hay que ser consciente de que lo conseguido hay que defenderlo con el voto el 26 de mayo».

También alertó de la «involución» que puede ser para las políticas sociales la suma de las cuatro derechas, «porque donde ellos ven números nosotros vemos personas», y puso énfasis en que mientras su formación política «sale a ganar, otros salen a pactar».

También ayer, en su hoja de ruta del calendario electoral se encontraba una visita a las instalaciones y las infraestructuras del puerto de Avilés. Allí, Barbón recordó que no quiere para Asturias lo que está pasando en Andalucía, con el pacto de las formaciones de derechas: «Eso es lo que tenemos que pensar los ciudadanos».

También comentó que «se están escuchando mensajes de la extrema derecha como que hay que atacar a toda la red que lucha contra la violencia machista», algo que, a su juicio son «las listas negras que están haciendo en Andalucía». Y lo mismo se pide, añadió, con los profesores «en función de su ideología».