Un abogado con vocación por la economía liberal

Los primeros años de vida se desarrollaron en El Natahoyo./E. C.
Los primeros años de vida se desarrollaron en El Natahoyo. / E. C.

Ignacio Blanco aspira a defender en la Junta una recentralización del Estado

ÓSCAR PANDIELLO

Atendiendo a su perfil profesional, centrado en el derecho empresarial, podría decirse que la vida de Ignacio Blanco (Gijón, 1971) ha dado un giro radical al encaminarse en el último lustro por los enrevesados derroteros de la política. El candidato de Vox a la Presidencia del Principado cuenta por primera vez en estas elecciones con posibilidades reales de entrar en la Junta General del Principado. Una institución que, paradójicamente, no casa con los esquemas de su formación al igual que el resto de parlamentos autonómicos.

Nacido en mayo de 1971 en Gijón, los primeros años de su vida se desarrollan en el barrio del Natahoyo. Ahí se crió junto a dos hermanos en una época marcada políticamente por la Transición y la entrada en una nueva época para el país. Junto a su familia se muda durante su infancia a la plaza de los Mártires primero -actual plaza del Humedal- y a Oviedo después. Este cambio se explica por la trayectoria profesional de su padre, primero en la gestión de La Cooperativa gijonesa y, posteriormente, como presidente de la Caja Rural de Gijón. Con su marcha a la capital asturiana a causa de su fichaje por la Caja Rural de Oviedo, la familia se trasladaría con él. De esta época recuerda con especial cariño los fines de semana que pasó en la finca familiar de Deva, a la que acudían con asiduidad.

Su formación profesional comenzó a fraguarse en la Universidad de Oviedo. Completó primero Económicas y, coincidiendo con su primer año de servicio militar, decidió completar sus estudios con una segunda carrera: Derecho. La cursó a través de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), ya que tuvo que trasladarse a Valladolid para hacer la 'mili'. Posteriormente, completaría su formación con un posgrado en Finanzas en la Universidad de Wisconsin.

1. A las puertas de la casa familiar, en Gijón, durante su época de estudiante. / 2. Junto a su madre, en una cena durante sus vacaciones. / 3. Blanco, el día de su jura de la bandera por el servicio militar. / E. C.

Liberal convencido, cita entre sus referentes ideológicos a Friedrich Hayek y Murray Rothbard, dos de los principales teóricos de la Escuela Austriaca de economía. Esto es, una clara oposición teórica y práctica a los postulados keynesianos y socialdemócratas que en las últimas décadas han definido, en mayor o menor medida, los planteamientos económicos de la Europa occidental. Sus planteamientos económicos y políticos, por tanto, pasan por un adelgazamiento del Estado y una revisión profunda del sistema fiscal para bajar impuestos y recortar gastos al máximo nivel.

Morgan Stanley

Casado desde 2002 y con dos hijos, Blanco fue desarrollando su carrera profesional en la empresa privada, entre la que destaca la entidad financiera estadounidense Morgan Stanley. Hasta su salto al primer plano de la política regional, sin embargo, desempeñó su última etapa profesional como abogado en un bufete creado por él, Inin Abogados, y que actualmente cuenta con seis empleados. El despacho está especializado en diagnóstico, reestructuración empresarial y concurso de acreedores.

Su periplo político lo comenzó en el Partido Popular, al que se afilió en 2004, poco después de los atentados del 11-M. Fue varios años militantes de base, pero con el giro centrista del PP de Mariano Rajoy comenzó a distanciarse ideológicamente del partido. Descubrió Vox en 2014 y, después de conocer a varios cargos de esta formación, decidió afiliarse.

A diferencia de lo vivido en el PP, Blanco comenzó a ser un militante activo hasta el punto de convertirse en el primer candidato del partido para las autonómicas de 2015. Ahora vuelve a repetir, esta vez sí, con opciones reales de que su partido tenga representación en la Junta General.