Foro

«Oblanca luchó y trabajó por Asturias»

Isidro Martínez Oblanca, durante su discurso, con Francisco Álvarez-Cascos a la derecha./D. A.
Isidro Martínez Oblanca, durante su discurso, con Francisco Álvarez-Cascos a la derecha. / D. A.

Foro homenajea al exdiputado destacando sus 466 intervenciones en el Congreso | «Quien revise su balance comprobará que él solo ha tenido casi tanta participación como los otros siete parlamentarios asturianos», afirma Cascos

Ó. PANDIELLOGIJÓN.

Rodeado de compañeros, militantes, familiares y amigos. De esta forma despidió ayer su periplo como diputado en el Congreso Isidro Martínez Oblanca, quien había representado desde 2015 los intereses de Foro en la Cámara Baja. Tras el desplome de la coalición PP-Foro en las generales, obteniendo un representante frente a los tres de los pasados comicios, Oblanca no volverá a representar el partido en Madrid para volver a su trabajo de enfermero en la Cruz Roja.

Durante la comida celebrada ayer en el Marieva Palace intervino el actual vicepresidente y fundador de la formación, Francisco-Álvarez Cascos, quien puso de relieve el número de intervenciones del parlamentario asturiano durante la legislatura: un total de 466. «Es una labor sin precedentes en la historia parlamentaria del Congreso de los Diputados. No recuerdo un parlamentario que en una Legislatura haya intervenido en 466 ocasiones, de ningún partido político, y, por supuesto, ningún parlamentario asturiano», afirmó Álvarez-Cascos. En concreto, estas 466 intervenciones realizadas por el portavoz forista en la Cámara Baja se dividen en 228 en plenos y 239 en comisión. Realizó además 639 preguntas escritas, tres preguntas orales en pleno y un total de 14 proposiciones no de ley.

Para el vicepresidente del partido, con el trabajo de Oblanca se ha lanzado «un mensaje a Asturias y a los asturianos: lo que necesitamos son muchos parlamentarios, sean del signo político que sean, como Isidro Martínez Oblanca, que luchó y trabajó por y para esta región». En este sentido, Álvarez-Cascos quiso poner de manifiesto que «en todas sus intervenciones Asturias ha estado en el centro de sus mensajes, de sus argumentos y de sus reclamaciones» e invitó a que «quien revise su balance podrá comprobar que él solo ha tenido casi tantas intervenciones como los otros siete parlamentarios asturianos».

«Una tarea colectiva»

Oblanca, por su parte, realizó un emocionado alegato a sus 36 años de dedicación al ámbito político. Una época que, según reconoció, «nunca habría sido posible sin Álvarez-Cascos». «En 1983 fui en el séptimo lugar de una candidatura encabezada por el al Ayuntamiento de Gijón. Salí concejal y enfrente teníamos a 17 del PSOE y a tres del Partido Comunista», rememoró durante su intervención.

Durante esta última etapa en el Congreso, asimismo, Oblanca quiso destacar que sus casi 500 intervenciones no pueden asignarse solo a él como diputado. «No es un reconocimiento personal, sino una tarea colectiva. Hemos dejado algunas huellas del compromiso de Foro por Asturias y quiero subrayar que ha habido diputados que nunca han subido a defender los intereses de la región, por lo que es bueno que se sepa y se reconozca», afirmó. Por tanto, y pese a la ausencia de diputados de Foro en esta legislatura, Oblanca concluyó afirmando que «podemos tener la conciencia tranquila».