Los partidos no se libran de fichar

El registro horario con firma manual en la sede de Izquierda Unida./
El registro horario con firma manual en la sede de Izquierda Unida.

Las formaciones aseguran que el registro horario ya era una práctica habitual en sus sedes PSOE y PP se han decantado por la firma en papel; otros, como Podemos, han desarrollado aplicaciones propias

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUEGijón

El «un hoy vale por dos mañanas» de uno de los padres fundadores de Estados Unidos, Benjamin Franklin, ha caducado. Un 'hoy' vale lo que vale y mañana será otro día. En ese nuevo amanecer hay rezagados o, como la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, prefiere adjetivar: «Nadie se lo ha tomado en serio». Lo del fichar en el trabajo, claro. Un categórico 'nadie' que probablemente esconde una sutil entonación de 'mea culpa' del propio organismo que dirige, el mismo que editó una guía que llegó tarde y en el formato menos didáctico de cuántos pudieran ser tenidos en cuenta.

Los partidos, a favor o en contra del Real Decreto, han hecho un ejercicio de corporativismo político. A pesar de estar envueltos en la melé de la campaña, donde las idas y venidas, las entradas y salidas serían difíciles de computar y perfectamente excusables, todos -consultados por este diario- habían hecho los deberes. Todo salvo uno, Vox. Pero, como ellos mismos argumentan, responde a una lógica: «No nos hemos visto aún en la necesidad de hacerlo porque no contamos con representantes a nivel autonómico y local, es decir, no tenemos personal, son todos voluntarios».

Ninguno de los diecisiete inspectores para la vigilancia del cumplimiento de la normativa en el Principado los pillará con los deberes sin hacer. Los calificados como partidos tradicionales, PSOE, PP e IU, con personal fijo que ronda las cuatro o cinco personas en sus sedes principales, sacan pecho de venir registrando esta información desde hace tiempo. Eso sí, a la antigua usanza: papel y boli. «El cómputo de horas extra ya se hacía por defecto, nada de en casa del herrero cuchillo de palo», aseguran desde Izquierda Unida.

Foro ha sido una de las formaciones más críticas con este sistema de control. En boca de su vicesecretario de Coordinación Institucional, Pedro Leal, lo consideran una «medida electoralista de Pedro Sánchez para engañar a los españoles». Pero que nadie extraiga de esta denuncia un acto de insumisión a la medida. Desde la formación confirman que lo tienen «regulado desde hace tiempo mediante una firma mensual».

Paradójicamente, frente a lo viejo, lo nuevo. O así lo intentan hacer visible desde Podemos. La formación morada presume de nuevas tecnologías al haber desarrollado una aplicación que llevará el control en cualquier sede de España. Una loa a la modernidad que no les ha dejado exentos de los fallos propios con los que casi siempre llega un cacharro recién estrenado. «Las dudas y las correcciones lógicas de los primeros días», sostienen desde su equipo de campaña regional. Y mientras el común de los españoles seguirá despistado, perplejo o desconcertado ante la efectividad del control horario, los políticos hacen ver que esto era, es o será, cuestión de práctica.

Más compras

¡Atentos mercaderes, que aún no han visto una caravana electoral aparcando frente a sus puestos de tomates, lechugas, quesos, sábanas o calzoncillos! ¡Atentos, sí, si el voceo de sus gangas del día tiene que competir con las afinadas melodías que se escuchan desde los altavoces de sus coches!

Muchos ya han pasado por ello, otros revisando el calendario, empiezan a sentir el aliento en el cogote. Superado el martes, dos nuevos tachados de la lista: Pola de Siero y Salas. Hasta el primero se desplazó la candidata de Foro, Carmen Moriyón. El segundo fue territorio para la cabeza de lista del PP, Teresa Mallada. Quizá se hiciese con un puñado de espinacas al estilo Popeye. Una opción para insuflar ánimo visto su nuevo lema en redes sociales: '¡HayPartido!' Siendo cierto que puede leerse desde la entonación pesimista u optimista que cada uno le quiera poner, las Nuevas Generaciones de Gijón lo han acompañado subrayando que queda tiempo para una remontada.