La política en realidad aumentada

Una aplicación escanea el cartel electoral para transformarlo en realidad aumentada. / NEL ACEBAL

La candidatura de Vecinos por Llanes apuesta por un modelo de campaña 2.0 | Son mensajes directos, de veinte segundos, en los que el candidato a la Alcaldía habla directamente al votante utilizando esta tecnología

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUEGijón

Lo utilizó Uber en Zurich, convirtiendo a sus pasajeros en turistas virtuales de otros países; lo montó Ikea a través de sus catálogos facilitando que sus potenciales compradores se sintiesen como en el salón de su casa -ya montado- sin salir de la tienda, e incluso se consiguió escalar por la Estatua de la Libertad sin pisar Nueva York. Y ahora, sumándose al repertorio, la cartelería electoral de Vecinos por Llanes. Sí, su candidatura en estas elecciones municipales ya lo es también en realidad aumentada.

«La gente flipa, alucina mucho», valora Soledad Jiménez, responsable de campaña, quien aclara que «para alguien que no tenga ni idea está el cartel tradicional, para los que llevan el teléfono consigo y la aplicación, una experiencia extra». Lo que separa la contemplación de un trozo de papel con fotos y lemas, y su transformación -literalmente- en un busto parlante es una simple aplicación. «Se trata de abandonar lo que llevamos viendo desde hace 40 años, modificándolo por la experiencia de verle salir del cartel y oírle, algo que a algunos les parece ciencia ficción», destaca Jiménez. Y es así. Con tan solo descargar en los móviles una aplicación llamada 'Zappar' y apuntar con ella hacia la esquina derecha del cartel electoral, el candidato y actual alcalde de Llanes, Enrique Riestra, aparecerá en nuestras pantallas con la sensación de tenerlo delante. Un mensaje corto y directo, tan solo 20 segundos, que, según aseguran desde su equipo, irá cambiando durante la campaña. Una apuesta que superó las 250 visualizaciones durante las primeras horas tras una intensa labor de comunicación paralela en redes sociales. ¿Arriesgada? «Los mayores -menos duchos en la materia- se lo están pidiendo a los hijos; primero lo ven y les sorprende el formato y se lo ponen una segunda vez para escuchar el mensaje», apunta. La financiación, al margen de la impresión de la cartelería, aseguran que ha sido mediante colaboraciones desinteresadas y con la utilización de aplicaciones gratuitas. La efectividad, se medirá el 26-M. En 2015 fueron tercera opción en el concejo con 1.410 votos.