Una campaña de correr y remar

Una foto de Pedro Sánchez tras hacer deporte revolucionó las redes sociales | La candidata del PP a la presidencia del Principado, Teresa Mallada, hace sus pinitos remando en un club de Castropol

Eduardo Paneque
EDUARDO PANEQUEGijón

Si la carrera electoral fuese justamente eso, una carrera, Pedro Sánchez ya lo tendría casi todo hecho. Y si no es así, es que sabe disimularlo muy bien. De su inmediato perseguidor, Pablo Casado, sabemos -gracias a sus redes sociales- que es fan de la comida rápida. 'Contradictio in terminis'. Siendo justos, las motos también son su pasión. El anterior popular que ocupó la Moncloa, Mariano Rajoy no dejó el listón tan elevado como está dispuesto a hacerlo el actual Presidente.

El gallego fue el mayor y más firme abanderado de esa modalidad que él dió a conocer como 'caminar deprisa' y que sus defensores conocían como 'marcha deportiva'. Es decir, ni andar ni correr. Que existir, existirá, otra cuestión es que sea lo mismo que a lo que Rajoy se dedicaba. De hecho, la mayor parte de los días lo hacía sobre una cinta estática que con la llegada de Pedro Sánchez duró dos días. Ya sea por ahorrar luz o por llenar los pulmones al aire libre, el actual Presidente prefiere los exteriores. Y aún más, hacerse fotos en ellos. Ayer cambió la Moncloa por Lérida como escenario para el llamado 'postureo'. Lo hizo ataviado de mallas de runner, una gorra y la camiseta que conmemoraba los 25 años de los Juegos Olímpicos de Barcelona. En su pie de foto en Twitter se podía leer: «Acabo de terminar mis 10 km. diarios de #running, hoy en Lérida. ¡Buen día a tod@s! #Bondia a tothom!! #FelizJueves». Fallos de 'primero de influencer': ¿10 kilómetros sin síntomas de sudor? Resultado, la risión, memes y mofas en las redes sociales.

De anónimos y de políticos, como Pablo Echenique que aprovecharon para recordarle que para acudir a los debates «no tiene tiempo».

Sánchez sigue la estela deportiva que también dejó Rodríguez Zapatero, quien confesó que es un «intenso aficionado al running», aunque se limita a hacer lo que puede, y de José María Aznar. Este es envidiado ahora por su forma física, pero como relataba su entrenador personal, cuando llegó a la Moncloa se limitaba al pádel.

Mallada, en el agua

A este jolgorio deportivo en que se convirtió la jornada del Jueves Santo se sumó la candidata del Partido Popular a la Presidencia del Principado, Teresa Mallada. Mucho más humilde y dejando claro que, aunque se encuentre en buena forma, le queda camino por recorrer. Eso sí, de falta de complejo, va sobrada, como demostró durante su visita al Club de Mar de Castropol, donde no dudó en recibir una clase de remo junto a la candidata Nazaret López.

Tampoco tuvo reparo en permitir ser grabada en heroica gesta y ceder su imagen para Facebook. Eso sí, lo importante: el ratín de después. Un pensamiento muy en línea con los que inician su 'operacion bikini'. «Gran tarde en #Castropol. Primero en las X Jornadas de Langostinos y Navajas del Club de Mar de Castropol y luego 'intentando' remar para bajar la comida».

Más información