IU se ofrece como puente para lograr la unión de la izquierda en Gijón

Colas de ciudadanos en uno de los colegios electorales habilitados en Gijón, el pasado domingo. /
Colas de ciudadanos en uno de los colegios electorales habilitados en Gijón, el pasado domingo.

El popular Mariano Marín, convencido de que tras los resultados electorales «la derecha volverá a estar unida»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Los partidos de la izquierda gijonesa coincidieron ayer en mostrar su pesar por los resultados electorales que consiguieron en los comicios del domingo y ya se ha comenzado a hablar de la necesidad de aunar fuerzas, eso sí, con vistas a hacerse con el gobierno municipal. Sí se mostraron satisfechos los representantes del Partido Popular, que había concurrido a las elecciones en coalición con Foro Asturias, y de Ciudadanos, ya que ven consolidadas sus posiciones en el espectro político local.

Quien claramente puso sobre la mesa esa posible unión de la izquierda fue el portavoz de IU, Aurelio Martín, quien, tras asegurar que la coalición con Podemos «no cumplió las expectativas que teníamos» y lamentar que «la derecha se refuerza», indicó que «este resultado no debe impedir el posible cambio en Gijón, al igual que en el resto del Estado, para impedir a la derecha que consolide sus posiciones».

Ante la pregunta de si su formación se ofrecerá como puente entre PSOE y Xixón Sí Puede para conseguir esa unión, aseguró que «vamos a intentarlo, pero hay que obrar con serenidad, no de una forma apresurada». Y es que mantiene que dentro de tres años «no podemos presentarnos a los ciudadanos como alternativa a la derecha. Sería muy difícil explicarlo cuando ya lo tuvimos en la mano y no se hizo». El caso es que el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, se había ofrecido la misma noche del domingo para encabezar ese movimiento. No obstante, Aurelio Martín dijo que «está bien que Mario reconozca esa posibilidad, pero no hay que empezar la casa por el tejado». Pide un «cambio imaginativo», que podría ser, incluso, una alcaldía rotativa.

«Las opciones se acaban»

El PSOE lidera la oposición en el Ayuntamiento de Gijón. Su portavoz y presidente de la comisión gestora del partido es José María Pérez, que responsabilizó a Podemos de «haber dificultado el cambio». Sí se felicitó porque «no hubo ni 'sorpasso', ni sorpresas, ni sor Citroën» y logró aumentar los respaldos un 2,05% con respecto al 20 de diciembre. Pérez reclamó una reflexión al resto de formaciones, especialmente a Xixón Sí Puede, aunque sin llegar a citarla, pero remarcó que «las opciones de cambio se acaban y quienes lo bloquearon están consolidándolo, pero no fueron ni el PSOE ni IU». Por eso, el portavoz socialista indicó que «espero que Podemos valore de qué manera quiere actuar en la ciudad». «Como partido en el gobierno cometimos errores, pero el error no vive solo a un lado». Sobre la posibilidad de un cambio encabezado por Xixón Sí Puede, como había indicado Mario Suárez, José María Pérez considera que «Mario es muy libre de decir lo que quiera, pero algunos de los pecados castigados en estas elecciones fueron la soberbia y la prepotencia de quienes quieren imponer una opinión».

El aludido, Mario Suárez del Fueyo, dejó ayer reflejada la postura de su formación mediante una nota pública en la que resaltó que en Gijón «las fuerzas del cambio continúan siendo la segunda fuerza, aumentando ligeramente la diferencia con la tercera», aunque reconoció que los resultados de Unidos Podemos «no han tenido el efecto de suma que se preveía». Eso sí, la formación se postula para «ser un referente en la política municipal de Gijón, para trabajar por esta ciudad y la ciudadanía».

«Espaldarazo a la unificación»

El centro-derecha también quiere unión. Así lo indicó el presidente del Partido Popular gijonés, Mariano Marín, quien, tras mostrar su «satisfacción» por los resultados obtenidos junto a Foro Asturias, indicó que los ciudadanos «apostaron por un gobierno previsible y sensato, y es lo que tenemos que trasladar al Ayuntamiento de Gijón». Por ello, aseguró que se ha dado «un espaldarazo a la unificación del centro-derecha».

Sobre la posibilidad de llevar al Ayuntamiento de Gijón esa coalición entre PP y Foro que tan buenos resultados dio en las elecciones, Marín indicó que «desde el primer momento hemos dicho que estamos a disposición de la alcaldesa, Carmen Moriyón, y seguimos manteniendo esa postura siempre que se gobierne de una manera lógica y sensata». Apuntó que las relaciones personales entre ambas formaciones «son muy buenas» y añadió que «Gijón puede ser distinto, pero las aguas volverán a su cauce y al final el centro-derecha estará unido».

De esta fórmula no participa Ciudadanos. Así lo indicó su portavoz, José Carlos Fernández Sarasola, quien dijo que los resultados obtenidos fueron «buenos», a pesar de «la campaña agresiva del PP contra nosotros, que apeló al voto útil. Eso nos hizo mella». Eso sí, Sarasola cree que su formación está plenamente consolidada en el espectro político gijonés y sobre esa hipotética unión del centro-derecha indicó que «no tenemos más intereses que los gijoneses, no entrar a gobernar. En Madrid puede haber un acuerdo nacional, pero aquí seguiremos como hasta ahora».

 

Fotos

Vídeos