«Trabajaremos para que los avilesinos también nos voten en las municipales»

Carmen Maniega, presidenta del PP, brinda con sus compañeros en la noche electoral./
Carmen Maniega, presidenta del PP, brinda con sus compañeros en la noche electoral.

El Partido Popular cree que está en el buen camino después de volver a ganar el domingo con un 10% más de votos

YOLANDA DE LUISAVILÉS.

El día después de las elecciones generales ha servido para que los partidos avilesinos inicien un análisis más reposado de los resultados y, aunque todos coincidan en que los números no son extrapolables a unas elecciones municipales, en cierta medida ponen la mirada en ellas. Especialmente, el Partido Popular, a pesar de que todavía quedan tres años para las próximas.

La presidenta local del PP, Carmen Rodríguez Maniega, ve en los resultados el respaldo de los avilesinos al trabajo de sus concejales, tras conseguir un 10% de votos más que en diciembre y repetir como fuerza más votada en la ciudad . «Hemos apoyado lo que teníamos que apoyar, como las inversiones que son importantes para la ciudad, y hemos sido exigentes en casos como los pagos irregulares en Festejos que desveló vuestro periódico», afirmó. Ahora, cree que debe continuar ese trabajo con el objetivo de que en las próximas elecciones municipales el PP vuelva a tener mayoría suficiente para gobernar en Avilés. «Hay un número importante de avilesinos que ya nos votaron una vez y si les convencemos y les ofrecemos un buen proyecto lo volverán a hacer», afirmó.

Los populares hacen cuentas y desde hace un año, cuando se celebraron las elecciones municipales, «no hemos parado de crecer». Entonces tuvieron 8.455 votos; en los comicios de diciembre, 13.714, y en los del domingo, 15.145. A pesar de los buenos números en el PP no reina la euforia y, según señala su presidenta, «tendremos que reflexionar y analizar sobre por qué hemos tenido 6.000 votos más con respecto a las municipales para trabajar de cara a las próximas elecciones».

Podemos e IU también estudian los resultados, pero en este caso con la sombra de la decepción tras perder con su candidatura conjunta 3.565 votos con respecto a la de diciembre, cuando se habían presentado por separado. Si hubieran mantenido ese respaldo hubieran sido el partido más votado, por delante del PP con 15.817 votos. No obstante, a pesar de la decepción porque esperaban ser la opción con más respaldo, en Podemos se sigue dando por bueno el hecho de que continúen manteniéndose como el segundo partido más votado en Avilés, delante del PSOE, como ya había sucedido hace seis meses. Y el portavoz de Somos, David Salcines, cree que están en el camino y que «debemos seguir motivando a la gente a que participe». Aún así, su partido hará una reflexión más profunda en los próximos días sobre «qué ha cambiado para que los ciudadanos nos apoyen menos, cuando las políticas antisociales del PP siguen siendo las mismas». Y no pone en duda la confluencia que, en el ámbito avilesino, «se ha ido construyendo de forma natural».

Por su parte, el coordinador de IU, Ángel Guido, también sigue apostando por la unión de las dos fuerzas y defiende que es el camino a seguir pese a la sangría de votos. Cree que «tenemos que seguir explicando a dónde queremos llegar, es un proceso que se inició hace cuatro meses y en el que tenemos que continuar trabajando para que la gente lo comprenda porque creo que es eso en lo que hemos fallado».

«La pinza le ha ido bien al PP»

En el PSOE, el ligero aumento de votos se ve positivo, «subimos dos puntos con respecto a diciembre», apunta su secretario general Luis Ramón Fernández Huerga. Cree que la propuesta de la coalición Unidos Podemos «no cuajó y desde diciembre les hemos recortado ocho puntos, porque pese a lo que ellos pensaban dos más dos en política no suman cuatro, y lo que han conseguido es un PP más fuerte».

Afirmó que «la pinza, que no es una estrategia nueva, ya permitió gobernar al PP en Avilés y Asturias en 1995, y a Aznar en 1996». Cree que en estas elecciones se ha repetido y «le ha ido bien al Partido Popular y mal a Unidos Podemos, porque los votantes de IU han preferido el PSOE o directamente quedarse en casa, algo a lo que ha contribuido que sus dirigentes hayan firmado un acuerdo de coalición humillante para su partido».

Además, lamentó que el único objetivo que esta coalición «ha demostrado tener es superar al PSOE y en eso han basado todo». Y dijo que a diferencia de Unidos Podemos «nuestra vocación no es ser segundos, es ganar a la derecha».

 

Fotos

Vídeos