«No fue el voto del miedo. La ciudadanía no quiso experimentos»

Susana López Ares, ayer en Gijón. /
Susana López Ares, ayer en Gijón.

Diputada electa del PP por Asturias

ANA MORIYÓNANA MORIYÓN GIJÓN.

Susana López Ares (Ponferrada, 1967) no ocultaba ayer su satisfacción por los resultados obtenidos tanto por la coalición PP-Foro que ella misma lideraba en Asturias como, a nivel nacional, por el proyecto del PP. La ciudadanía, dice, ha renovado y reforzado con sus votos su confianza en el presidente en funciones, por lo que reclama a PSOE y Ciudadanos que respeten al electorado y faciliten la investidura de Mariano Rajoy.

Han ganado las elecciones y, además, mejorando los resultados con respecto al 20-D. ¿Han superado sus propias expectativas?

Nosotros somos muy ambiciosos y, cuanto más conseguimos, mejor. Pero estamos especialmente satisfechos con estos resultados porque ponen de manifiesto que lo que quieren los ciudadanos es un gobierno estable, de crecimiento económico y de empleo. Frente a los que decían que estábamos caducos, los ciudadanos han respondido diciendo que España es un país al que le gustan las cosas hechas con seriedad.

¿Cree que es acertada la lectura que se ha hecho de que el PP ha capitalizado el voto del miedo?

Prefiero ver las cosas desde un punto de vista positivo. España lo que ha dicho es que quiere seguir con el cambio que se inició hace cuatro años, y eso no es el voto del miedo. Hace cuatro años se realizaron una serie de reformas para avanzar por el camino de la recuperación económica y los españoles, que ya en diciembre habían dicho que querían seguir por ese camino, ahora lo han dicho con más fuerza.

Pero usted misma utilizó en campaña el mensaje de que había dos opciones, el gobierno «moderado del PP», y el de «los otros, el del caos».

Nosotros teníamos claro que había dos opciones. O un gobierno moderado, o un gobierno vinculado a Podemos. Y creo que los ciudadanos se dieron cuenta de que no había una vía intermedia, como algunos intentaron hacer creer estos meses. Pero no fue el voto del miedo. Lo que ocurrió es que la ciudadanía no quiso experimentos.

¿El 'Brexit' les ha dado el último empujón?

No sé si en el último momento el 'Brexit' supuso un pequeño empujón, pero en general lo que nos dijo la gente en precampaña y en campaña fue que quería un gobierno moderado y un gobierno serio.

Las dudas en esta campaña se centraban en quién iba a ocupar el segundo puesto. ¿El sorpasso de Unidos Podemos a PSOE hubiera supuesto un peor escenario para PP?

Nosotros lo único que teníamos claro es que teníamos que conseguir el mejor resultado posible. Lo demás, era una guerra entre ellos.

Pero el PP necesita negociar y supongo que, para ustedes, no es lo mismo tener como segunda fuerza al PSOE que a Unidos Podemos.

De los resultados de las elecciones hay que sacar tres conclusiones. Que el PP ha tenido más apoyo, que los partidos que se dedicaron a negociar estos meses han empeorado sus resultados y que Podemos, a pesar de haberse unido con IU, también ha perdido votos. PSOE y Ciudadanos tienen que tener esto en cuenta y respetar ese mayor apoyo que ha tenido el PP, y que ha tenido Mariano Rajoy.

Rajoy ya ha buscado el apoyo del PSOE, pero Sánchez le ha vuelto a dar calabazas.

Los partidos políticos debemos dejar a un lado lo que nos puede diferenciar y los intereses partidistas, e intentar trabajar por el bien de los españoles. Vamos a ver cómo evolucionan las conversaciones con Pedro Sánchez y con el PSOE porque, dentro de ese partido, ya se están oyendo voces significativas que están diciendo que tiene que dejarse gobernar al PP.

Si no consigue el apoyo del PSOE, la otra opción implicaría el respaldo de Ciudadanos que, en campaña, dijo por activa y por pasiva que no apoyaría una investidura de Mariano Rajoy.

Albert Rivera no está en condiciones de cuestionar el liderazgo de Rajoy porque el PP ha obtenido un incremento importante en número de votos y de escaños y, frente a eso, Ciudadanos no ha conseguido unos resultados electorales precisamente buenos. El que obtuvo ahora peores resultados que en diciembre no puede darle lecciones de moralidad al que ha ganado y ha visto reforzado su apoyo.

Pues ayer aún insistía en ello....

A veces las curas de humildad vienen bien. No se puede echar ahora la culpa a la ley electoral.

Ha sido una campaña complicada. ¿Vaticina unas negociaciones duras?

Vamos a abrir ahora un proceso de negociación y habrá que ir viendo cómo evoluciona.

¿Tendremos Gobierno en agosto?

Esperamos que sí. Por suerte, Mariano Rajoy en el año 2015 aprobó los presupuestos de 2016, y eso ha permitido que el país no se haya paralizado. Yo creo que hace falta un Gobierno cuanto antes porque tenemos ante nosotros otro proceso importante, que es precisamente la aprobación de los nuevos presupuestos. España, que está teniendo datos de crecimiento buenos, no puede perder esa inercia y es importante tener un gobierno pronto para que empiece a trabajar.

¿Apuesta por un gobierno en minoría o entiende que debe buscarse un acuerdo más estable?

Estamos aún ante escenarios muy abiertos y sería muy atrevido por mi parte decir qué modelo sería más probable. El presidente ha dicho que el primer paso será hablar con el líder de la oposición. Y ahí estamos.

La coalición de Unidos Podemos parece que no ha funcionado como esperaban, todo lo contrario que la de PP-Foro. ¿Deberían abogar PP y Foro por esta coalición para futuras elecciones autonómicas?

Hay que trabajar para que aquellos ayuntamientos en los que pueda ser posible vuelvan a estar liderados por el PP o por Foro, y se apliquen los principios de centro derecha. Estoy pensando, por ejemplo, en Villaviciosa o en Cangas del Narcea.

¿Y a nivel regional?

Eso habrá que ir viéndolo. Ahora estamos celebrando el buen resultado que hemos obtenido el domingo.

 

Fotos

Vídeos