Unidos Podemos, una suma que resta

Unidos Podemos, una suma que resta

Los resultados de la alianza tejida entre Garzón e Iglesias se quedan lejos de las expectativas marcadas por las encuestas y pierden 1,2 millones de votos respecto a lo que sacaron por separado en diciembre

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

Contra todo pronóstico, las elecciones del 26-J han supuesto un frenazo en seco de Unidos Podemos. Pese a que el partido de Pablo Iglesias ha asumido el grueso de votantes de Izquierda Unida (casi un millón de papeletas, según las elecciones del pasado mes de diciembre), los datos revelan un evidente retroceso en su corto pero intenso camino por el alambre de la política española. La suma, de la que se esperaba que multiplicara, ha perdido 1,2 millones de votos respecto a lo que sacaron Podemos, IU y las confluencias territoriales en diciembre. Esos datos se traducen en cualquier caso en 71 escaños, exactamente los mismos que tenían la formación morada e IU por separado. Unos resultados muy desacordes con los vaticinados por las encuestas. ¿Qué ha pasado entonces?

De puertas hacia fuera Podemos no tiene respuestas. No hay porqué del pinchazo electoral. No hay autocrítica, ni errores, ni culpables. La versión oficial es que están conmocionados y van a encargar un análisis demoscópico que determine con criterio "científico" qué ha sucedido. Para los expertos parece evidente que la hemorragia del partido morado solo puede explicarse por un incremento de la abstención, que ha estado especialmente marcada en las bautizadas como 'ciudades del cambio' (Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza principalmente), los bastiones del partido de Pablo Iglesias en las elecciones anteriores y donde Unidos Podemos ha cosechado ahora algunos de sus peores resultados. Del más de millón de votos que se ha dejado la candidatura conjunta, más de 190.000 se han perdido en estas ciudades.

En Madrid donde la alianza esperaba superar los diez escaños obtenidos por Podemos e IU el 20-D, se quedan en 8 tras perder más de 216.580 votos. Los malos resultados dejan a Sol Sánchez fuera de Congreso. La que fuera diputada de IU durante la pasada legislatura iba en el puesto 9 de las listas.

Los datos concretos del municipio que gobierna Manuela Carmena, que no participó en la campaña electoral, arrojan una pérdida de apoyos de hasta 107.078 votos para Unidos Podemos respecto a la suma de lo que obtuvieron ambas formaciones -incluidos los independientes de PUM+J- en las últimas elecciones.

El Ayuntamiento de Barcelona, cuya alcaldesa, Ada Colau, sí ha participado activamente en la campaña, tampoco ha empujado electoralmente a Unidos Podemos y las confluencias. En Comú Podem revalida victoria en la Ciudad Condal pero pierde votos. Si en los comicios de diciembre la candidatura consiguió 218.053 votos, esos apoyos caen ahora hasta los 196.205, 21.848 papeletas menos.

Valencia presenta unos resultados similares para la coalición de izquierdas. En la capital del Turia gobierna Compromís, y en este territorio la candidatura que aúna a este partido con Podemos y Esquerra Unida se hizo con 119.131 votos y un 27,09% de los apoyos. Los datos suponen una caída de más de cuatro puntos respecto a diciembre, cuando consiguieron 142.755 apoyos y el 31,52% del escrutinio.

A José María González 'Kichi' sus políticas de cambio y varios rifirrafes con sus vecinos gaditanos le han llevado a perder apoyos. No demasiados comparado con otras ciudades, pero desde el 20-D, cuando Podemos e IU sumaban 24.800 votos, ha perdido 4.423 y se sitúa ahora en los 20.377 de la coalición Unidos Podemos.

Zaragoza En Común es la candidatura de confluencia que logró hacerse con la alcaldía de en las elecciones de mayo de 2015 y situar a Pedro Santisteve al frente del Consistorio. En la capital aragonesa Unidos Podemos registra uno de sus mayores descensos al obtener 78.527 votos frente a los 104.077 de diciembre. En total, más de 25.000 papeletas perdidas en apenas seis meses.

Las denominadas «Mareas» llegaron con fuerza a numerosos ayuntamientos gallegos. En el caso de La Coruña, donde el poder recae en el profesor Xulio Ferreiro, la sangría es de 8.313 votos. En esta ciudad, Podemos-En Marea lograba en los comicios de diciembre un total de 45.759 votos (el 31%), mientras que seis meses después, esta coalición de nevos partidos se ha quedado con 37.446 sufragios.

 

Fotos

Vídeos