«Ofrecemos una política de gestión y eficaz para mantener un Avilés vivo»

Arancha Martínez Riola, en su atril . / DAMIÁN ARIENZA

Arancha Martínez Riola adopta un perfil bajo y evita enfrentamientos para centrarse en los principales puntos de su programa electoral

FERNANDO DEL BUSTO GIJÓN.

La candidata de Vox, Arancha Martínez Riola, acudió al debate de LA VOZ DE AVILÉS con un perfil bajo, es decir, evitó polémicas y reproches, centrándose en exponer su programa electoral. De hecho, dentro de la dinámica del debate en el que tras una exposición inicial los participantes solicitan las réplicas que consideraban oportunas fue la candidata que menos intervenciones realizó.

Incluso su minuto de oro fue el más breve, dejando casi la mitad sin consumir. Su solicitud de voto a los avilesinos se centró en presentar una «política de gestión y eficaz para mantener Avilés vivo». Ofreció la futura representación municipal de su partido para «asegurar un cambio en el gobierno», aunque, en el caso de que no fuese posible apuntó su disposición a alcanzar «acuerdos siempre que no se superen determinadas líneas», aunque no desveló sus límites.

Previamente, había defendido una rebaja fiscal generalizada tanto para las empresas y comercios como para las familias. De esta manera, su formación quiere crear las condiciones necesarias para la inversión. Riola defendió la importancia de la rebaja fiscal porque «la mejor política social es una política económica que genere riqueza».

Respecto a las familias, planteó una disminución de los precios públicos de la Fundación Deportiva Municipal «para que todo el que quiera hacer deporte pueda hacerlo y nadie quiere exento por razones económicas». También defendió la necesidad de incluir los baremos de renta personal en la ayuda a domicilio, pudiendo alcanzar la exención total.

Riola fue la única candidata que se opuso abiertamente al Área Metropolitana, proyecto que el PSOE, PP, Ciudadanos y UCIN defendieron abiertamente y sobre el que Cambia Avilés no opinó de forma clara. Los temores de Vox pasan porque el órgano supramunicipal genere otra estructura administrativa que represente más complejidad en la gestión.

En cambio, sí defendió la necesidad de avanzar en el proceso de comarcalización con los ayuntamientos de Castrillón, Corvera e Illas para mejorar en la gestión de servicios comunes. Riola también expresó su preocupación por la situación del comercio de la ciudad, responsabilizando a la peatonalización de muchos males. Para facilitar el acceso de consumidores, apuntó a la exención de los primeros noventa minutos de la zona azul.

La formación fue otro de los aspectos tratados por Riola que defendió el modelo de formación dual con las grandes empresas para atender las necesidades de las compañías.

También defendió el turismo como un elemento de desarrollo de la ciudad, señalando la importancia de declarar la Semana Santa como de Interés Turístico Nacional, además de potenciar la celebración de ferias de carácter internacional, además del calendario existente en la actualidad por su repercusión en la hotelería.