Tania González, candidata de Cambia Avilés a la alcaldía de Avilés

«Tenemos la oportunidad de dar un cambio y que Avilés vuelva a tener futuro»

Tania González, en uno de los árboles del parque Ferrera/MARIETA
Tania González, en uno de los árboles del parque Ferrera / MARIETA

«En esta ciudad no tenemos ese miedo a la derecha. Aquí no existe ese riesgo real porque está muy fragmentada en cinco partidos»

EVA FANJUL

Tania González (Avilés, 1982) da el salto de la política europea a la local como cabeza de lista de Cambia Avilés a la alcaldía, la confluencia de Somos e IU para las elecciones municipales. Una vuelta a casa que asegura vive «con interés y emoción».

–¿Cómo afronta las elecciones locales tras las nacionales?

–Pues con muy buenas sensaciones, la verdad. Yo creo que en las elecciones generales lo que se puso de manifiesto, tanto en el país como aquí en Avilés, es que la gente ha pedido progreso. Además, en estas municipales en Avilés no tenemos ese miedo a la derecha, no existe ese riesgo real y aquí está mucho más fragmentada porque son cinco partidos los que se presentan. Creo que eso permite que las vecinas y vecinos de Avilés puedan votar con mucha más libertad. Lo que se puso de manifiesto es que en Avilés ahora mismo solo hay dos opciones.

–¿Cuáles son?

–Una que representa el inmovilismo de estos cuatro años de gobierno del partido socialista en los que a pesar de la pérdida de población, de la crisis de empleo, de la crisis industrial que estamos viviendo, medioambiental y de oportunidades, no han hecho nada. Y la otra opción es la siguiente con más apoyos y que está planteando un cambio para la ciudad que es Cambia Avilés, que está poniendo sobre la mesa un proyecto de futuro. Tenemos ahora una oportunidad de darle la vuelta a las cosas y que nuestra ciudad vuelva a tener vida y vuelva a tener futuro.

–¿Qué medidas plantean para llevarlo a cabo?

–Hemos presentado un 'mapa del cambio' con un itinerario de quince paradas por Avilés que son quince propuestas clave para un nuevo modelo de ciudad. El programa electoral de Cambia Avilés va más allá, pero entendemos que estas quince propuestas sintetizan y expresan muy bien el tipo de cambios que queremos para Avilés.

–¿Por ejemplo?

–Hay propuestas relacionadas con un urbanismo más verde, como el bulevar del parque de El Muelle. Nuestra propuesta frente a la Ronda Norte es el soterramiento del tráfico portuario también con el soterramiento del ferrocarril, y entonces crear un gran itinerario peatonal junto a la ría sin ninguna barrera para poder acceder a ella y poder tener un espacio de ocio.

«Mi firma representa a una persona optimista y positiva»

Esta firma acompaña a Tania González desde hace mucho tiempo, «lleva prácticamente igual desde los quince años», asegura la aún eurodiputada de Podemos. Se trata de una rúbrica ascendente que ella cree que representa «que soy una persona optimista y positiva, aunque no soy ninguna experta en grafología», reconoce. Quizá el elemento más destacado y «consciente» de su firma es la inclusión junto a su nombre de las iniciales de sus dos apellidos: González Peñas. Una presencia que para la política avilesina resulta «muy importante». Aunque, eso sí, ambos patronímicos aparecen representados de forma distinta, por un lado «González con letra» y Peñas de forma «más abstracta, con la 'P' y la 's' incorporadas al trazo», algo evocador que habla de arraigo.

Esto tiene mucho que ver con la continuación del carril bici hasta la playa por la avenida de Lugo. Entendemos que una apuesta fundamental son los carriles bici, las sendas verdes que nos permita tener una opción y un transporte saludable.

–Este tipo de proyectos dependen del gobierno central y de la sintonía institucional, ¿no?.

–Dependen del gobierno central y de lo que el Ayuntamiento presente al gobierno central y de la viabilidad de ese proyecto, claro. Entonces, el Partido Socialista en Avilés lo que ha presentado ha sido la opción de la Ronda Norte, que entendemos que es la menos beneficiosa, aparte que lleva años de peleas con Castrillón. Nosotros pensamos que Avilés debe impulsar la comarca y tener buenas relaciones con los vecinos, apoyarnos y ayudarnos. Al margen de eso, es una alternativa que genera muchos más kilómetros de tráfico porque rodea toda la ciudad, con mayor impacto ambiental, es más costosa y genera una nueva barrera que divide la ciudad en dos, y nosotros queremos coser las heridas no abrir otras nuevas en la ciudad.

Remunicipalizar servicios

–¿Hablan ustedes también de remunicipalizar servicios?

–Sí, el de limpieza y el de ayuda a domicilio son dos servicios cuyo convenio finaliza en el próximo periodo de gobierno y por ahí hay que empezar. Apostamos claramente por la desprivatización de los servicios públicos. Avilés es la ciudad más privatizada de Asturias, ha privatizado todos los servicios públicos y entendemos que recuperarlos es positivo para las arcas municipales y porque los beneficios se pueden revertir en todos y todas las avilesinas y porque nos permite dotar de mejores condiciones de trabajo a las plantillas de esos servicios.

–¿Qué otros servicios priorizan?

–La gratuidad de las escuelas de cero a tres. Entendemos que hay que hacer una apuesta clara por ponérselo fácil a las familias. Avilés está sufriendo la despoblación muchísimo hemos bajado por primera vez en muchos años de 80.000 habitantes y hay que generar oportunidades. En toda Asturias las matrículas de cero a tres son gratuitas para familias con ingresos inferiores a 1.800 euros a excepción de Avilés donde no se aplica esa gratuidad porque el gobierno local se ha obcecado en utilizar como referencia el IPREM ( Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) y entonces la gratuidad solo se aplica hasta los 1.472 euros.

–¿Cómo planean sufragar los costes de estos servicios?

–La administración ya lo está pagando a una empresa privada que, además, obtiene un beneficio privado.Ninguna empresa privada querría asumir un servicio público si no obtuviese un lucro. Lo que entendemos es que ese beneficio que la empresa privada se lleva, que en ocasiones son empresas como en el caso del agua vinculadas a grandes multinacionales, tiene que repercutir de nuevo en las arcas municipales y en los trabajadores de la empresa. De esa forma se pueden emprender otro tipo de acciones en la ciudad aprovechando el dinero que se da a la empresa privada.

–¿Tienen previsto subir algún impuesto?

–No, tenemos pensado aplicar un IBI diferenciado. El Impuesto de Bienes Inmuebles entendemos que tiene que ser progresivo. Todos los impuestos tienen que ser justos y progresivos y el IBI es el que más a mano tiene un Ayuntamiento y establecemos diferencias en la recaudación para familias normales que tienen su vivienda o para grandes superficies que no están dedicadas al uso de vivienda. También por esa vía se puede recaudar mejor y hacer un uso eficiente de los recursos. Estamos viendo la vergüenza del juicio del Niemeyer y como el otro día Pilar Varela, alcaldesa de Avilés en aquel momento, decía que los gastos se calculaban a ojo. Yo creo que el dinero público hay que respetarlo al máximo.

–¿Han plasmado en su programa alguna propuesta ciudadana?

–Una de las preocupaciones que ha salido recurrentemente durante los cafés que estamos haciendo en toda la ciudad ha sido el tema del comercio local y los autónomos. Se ve en la ciudad la cantidad de locales que abren y cierran porque no aguantan ni un año. El comercio local es una expresión, una causa y consecuencia de la situación que vive la ciudad y hemos incluido un plan integral de ayuda a los autónomos y al comercio local, que ya estábamos trabajando pero entendíamos que ante la preocupación expresada debía estar dentro de las propuestas clave del mapa del cambio de Avilés.

Preocupación por Europa

–Como eurodiputada, ¿le preocupa el aparente desinterés existente sobre las elecciones europeas?

– Me preocupa porque en Europa se toman decisiones muy importantes que afectan al día de la gente y muchas veces no somos conscientes porque nos parece algo muy lejano. Yo paso de la institución que está más lejos a la que está más cerca, por eso me apetecía mucho la experiencia de ir a lo más tangible. Por eso en Podemos, cuando llegamos al Parlamento Europeo uno de nuestros mayores esfuerzos fue dar a conocer lo que estaba pasando allí y que allí llegase un poco los problemas de lo gente de nuestro país.

–En relación a industrias como Arcelor, se pide mayor intervención desde Europa, ¿qué opina?

–Sí desde luego. Eso es algo que defendemos desde el primer día que hay que establecer una normativa que evite la deslocalización de las empresas. Ya se han tomado medidas antidumping pero no son suficientes. El problema que tenemos es que está el acero chino que es de peor calidad pero que se produce en unas condiciones en las que no tienen que respetar normas medioambientales, con condiciones laborales son casi de explotación, sin los derechos que queremos para Europa, así que hay que proteger en cierta manera la industria. Pero hay un elemento fundamental, que en los próximos años se va a ir poniendo sobre la mesa, y es que España es el país donde el Estado menos interviene en la economía. Cuando el Estado tiene al menos una parte de la propiedad de una empresa, cuando las decisiones se toman aquí, se hace más en beneficio de la comunidad y la economía local. Si las decisiones se toman en Pittsburgh, como es el caso de Alcoa, no les importa lo que pase con la comarca.

–Volviendo a la política nacional ¿cree usted que habrá acuerdo y Podemos estará en el Gobierno ?

–Debería haberlo. El Partido Socialista debería entender que lo que se ha votado es avanzar en derechos, en más futuro y en todo ese proceso está Unidas Podemos. Lo contrario sería una falta de respeto hacia las personas que han confiado en ese proyecto más progresista para este país.

–El tono tanto en la campaña como en esta negociación parece haber cambiado e incluye la autocrítica.

–Sí, y creo que es importante. No se ha tenido un buen resultado y en eso intervienen muchos factores, uno yo creo que es el miedo a que las derechas retrógradas pudieran gobernar el país, pero otro es que evidentemente hemos cometido errores y es imprescindible reflexionar. Yo creo que la actitud de tender la mano es la actitud que hay que tener pero no a costa de cualquier cosa.

Temas

Avilés