Álvaro Muñiz: «Hemos reducido la deuda a la mitad y podemos invertir más»

El candidato de Foro a la Alcaldía se compromete a mantener congeladas «las tasas y tributos municipales»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Foro está decidido a llevar al Principado el modelo de gestión económica que desarrolló durante los últimos ocho años en el Ayuntamiento de Gijón, así como a seguir potenciándolo en las cuentas municipales. Su candidato a la Alcaldía, Álvaro Muñiz, explicó ayer que, «mientras que las cuentas del Principado están hipotecadas para los próximos años, en Gijón Foro ha reducido a la mitad la deuda de 221 millones de euros que heredó del PSOE, pudiendo invertir más en la ciudad y menos en los bancos». Además, apuntó que «nos comprometemos a seguir reduciendo la deuda, lo que nos permitirá invertir más, y congelaremos las tasas y tributos municipales».

El candidato explicó que «la reducción de la deuda permite que el Ayuntamiento no tenga que pagar intereses a los bancos y, por lo tanto, que el dinero público se pueda destinar a las inversiones que necesita la ciudad».

En número dos de la lista de Foro, Jesús Martínez Salvador, aseguró que «no es una promesa, es algo creíble porque está refrendado por los ocho años de gestión de Foro en Gijón».

El caso es que desde la formación se asegura que Gijón es una de las ciudades de más de 100.000 habitantes «con una menor presión fiscal de todo el panorama nacional», indicó Martínez. Otro asunto que remarcó es que el objetivo pasa por «mantener unos servicios públicos de calidad, como así ha dicho el último observatorio, pues Gijón es la quinta ciudad de España de satisfacción en los servicios públicos».

En Foro están convencidos de que el modelo de gestión que se llevó a cabo en el Ayuntamiento de Gijón es aplicable en el Principado, que cuenta con una deuda de más de 4.000 millones de euros. Pero Jesús Martínez y Álvaro Muñiz también explicaron que este trabajo pretenden llevarlo a cabo «de la mano de asociaciones y entidades de todo el entramado asociativo de la ciudad. Es hacer una política de calle, construir el Gijón que los ciudadanos quieran y que nosotros seamos el instrumento para poder llevarlo a cabo».