El plan de fachadas y la igualdad tensaron el debate en el Jovellanos

José Carlos Fernández Sarasola, Ana González, Álvaro Muñiz, David Alonso, Pablo Suárez (moderador), Alberto López-Asenjo, Yolanda Huergo, Eladio de la Concha y Aurelio Martín, sobre las tablas del Teatro Jovellanos al inicio del debate. /DAMIÁN ARIENZA
José Carlos Fernández Sarasola, Ana González, Álvaro Muñiz, David Alonso, Pablo Suárez (moderador), Alberto López-Asenjo, Yolanda Huergo, Eladio de la Concha y Aurelio Martín, sobre las tablas del Teatro Jovellanos al inicio del debate. / DAMIÁN ARIENZA

Seiscientas personas acudieron al acto organizado por la Federación de Vecinos para escuchar a losocho candidatos

I. V.GIJÓN

Ocho candidatos a la Alcaldía de Gijón participaron ayer sobre las tablas del Teatro Jovellanos en un debate público organizado por la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV) y al que asistieron cerca de seiscientas personas, repartidas entre un abarrotado patio de butacas y la planta de entresuelo. Aunque la cita comenzó con la música de la popular serie 'Juego de Tronos' –y de hecho cada aspirante acudió arropado por sus huestes, distribuidas estratégicamente por grupos entre el público para aplaudir cada intervención propia y, cuando cuadraba, abuchear la contraria–, la sangre no llegó al río. Y no porque no faltaran puyas entre los contendientes.

El encargado de mediar entre ellos –y en ocasiones de pedir calma al público– fue el colaborador de EL COMERCIO Pablo Suárez, quien repartía turnos de tiempo tasado y se encargaba de introducir cada uno de los asuntos de debate, decididos a partir de las preguntas sugeridas a lo largo de las últimas semanas por las entidades que conforman el tejido asociativo de la ciudad.

«¿Cerrarían la playa si en junio vuelve a aparecer un color chocolatoso?», fue la primera cuestión que se lanzó a los candidatos, y que sirvió para poner sobre la mesa las infraestructuras de saneamiento pendientes en la zona este e incluso los agravios comparativos con la del oeste, «donde hay depuradora y también casas», remarcó Aurelio Martín (IU). «En Gijón no debería ser un problema que llueva», apuntaba José Carlos Fernández Sarasola (Ciudadanos), mientras David Alonso (Por Gijón) reclamaba redes separativas de aguas fluviales y fecales «para intentar paliar el problema mientras se acaba el pozo de tormentas». Álvaro Muñiz (Foro) señaló que los proyectos que su partido se encontró sobre la mesa cuando llegó al gobierno «llevaban unos sobrecostes de tres pares de narices» y Eladio de la Concha (Vox) puso la depuradora del este como un ejemplo de «las grandes inversiones con el dinero de todos que nunca se terminan, como pasó también con la regasificadora».

Cuando el protagonismo pasó a la contaminación atmosférica, Alberto López-Asenjo (PP) invitó a copiar los planes de lucha contra la contaminación de países como Austria o Francia, «donde la exigencia a la industria es más alta», a lo que sumó la necesidad de «mejorar las infraestructuras, para sacar los 200.000 camiones que tenemos cada año por La Calzada».

Los pagos pendientes del plan de fachadas fue uno de los asuntos candentes del debate, con Ana González (PSOE) reclamando «una mejor gestión del dinero, porque el objetivo no debe ser reducir deuda con los bancos a costa de aumentarla con los vecinos. Aunque los momentos más tensos se vivieron en el bloque dedicado a la Igualdad, con el representante de Vox diciendo que «ante la ley ni el hombre debe ser más que la mujer, ni la mujer más que el hombre», el de Por Gijón anunciando una campaña denominada 'Voy sola si me da la gana' y Yolanda Huergo (Podemos) manifestando «orgullo por estar en una formación que ha logrado que ahora al entrar en la ciudad podamos leer que Xixón no consiente agresiones machistas».

El empleo, los planes para el comercio, la movilidad y las ayudas sociales también formaron parte de un debate que cada candidato cerró con un minuto de oro para pedir su voto. La ecuación se resuelve el domingo.