Una campaña para elegir el futuro de los grandes proyectos de Oviedo

Cristina Coto, Concha Masa, Wenceslao López, Alfredo Canteli, Nacho Cuesta, Ana Taboada, y Fernando Tejada. / ALEX PIÑA

La Vega y el Bulevar, la reconversión de los terrenos del antiguo Hospital o la Ronda Norte centran las propuestas de los candidatos a la Alcaldía

JUAN CARLOS ABADPAZ DE ALVEAR OVIEDO.

Las elecciones del próximo 26 de mayo serán las del abierto escenario del día siguiente, en previsión de que la fragmentación del voto a ambas orillas del espectro ideológico impida una mayoría para gobernar el Ayuntamiento de Oviedo en solitario. EL COMERCIO reunió esta semana, a pie de calle, a los siete candidatos con opciones de lograr representación en el salón de plenos. En la plaza del Carbayón, en un ambiente distendido, desgranaron las propuestas para los grandes asuntos pendientes en la ciudad. El próximo gobierno será el que tenga sobre la mesa la definición del proyecto de El Cristo-Buenavista, finalice la negociación con el Ministerio de Defensa para los terrenos de La Vega, culmine el convenio con EdP para la de Gas y tenga que retomar, o no, el proyecto de la Ronda Norte que actualmente redacta el Ministerio de Fomento. Hay más, la revisión del Plan General está en marcha y el Plan de Movilidad, a falta de aprobación. Pero no solo, la oposición ha incidido en el tramo final de la precampaña en la necesidad de potenciar el comercio, la hostelería y agilizar la administración local frente a la lenta burocracia. Del dictado de los ovetenses en las urnas, la ciudad mantendrá un 'gobierno del cambio' como el gestado hace cuatro años que puede presumir de haber cargado con una pesada herencia: Calatrava, Villa Madalena sin haber roto en el intento. No consiguió, sin embargo, llegar a un consenso para integrar el área metropolitana ni aprobar un presupuesto en fecha y, en el caso de los dos últimos, sin déficit.

«En estos cuatro años que llevo de alcalde, he sentado las bases para proyectos de este siglo XXI, como nunca había habido en Oviedo», afirma Wenceslao López, alcalde que aspira a reeditar el bastón de mando desde una situación de preeminencia en el gobierno, no como hasta ahora, que lo hace siendo la tercera fuerza municipal. Sin embargo, aupado en los notables resultados de los pasados comicios generales, en los que el PSOE ganó en la ciudad con 36.798 votos -17.000 más que en las municipales de 2015- López se muestra optimista para ser él quien ejecute planes «que han salido de este alcalde como El Cristo-Buenavista, El Naranco o La Vega». López mirará a la izquierda, primero, para pactar, así lo dejó caer en la presentación de su programa. Días antes, sin embargo, renegó del pacto preelectoral que Somos Oviedo le ofrecía para frenar el auge de los nuevos partidos de la derecha y el centro. La formación de Ana Taboada puede extraer nociones de las elecciones generales pero no extrapolar unos aceptables resultados de Unidas Podemos el pasado 28-A, 19.257 votos, al presentar una candidatura separada de Izquierda Unida.

«La propuesta mas importante para nosotros es desarrollar el Bulevar de Santullano junto con La Vega como motor económico», indicó la candidata de Somos a la Alcaldía al ser preguntada por su medida estrella. Durante la presentación de su programa electoral, sin embargo, la formación puso encima de la mesa la cuestión de la capitalidad y presenta como bagaje la gestión en Educación. Para sus potenciales votantes, haber sido la fuerza que propició el cambio de signo político del Ayuntamiento desde 1991 con sus seis concejales. A Somos e Izquierda Unida, les separa de su socio la negativa a una Ronda Norte que suponga un túnel por el Naranco. El resto de fuerzas, sin embargo, defienden completar la circunvalación desde la As-II a la A-63.

Alfredo Canteli, sempiterno presidente del Centro Asturiano, fue la apuesta de Génova para liderar, como independiente, la 'reconquista' del las Consistoriales para el Partido Popular. Desde su presentación como candidato, en el hotel del mismo nombre, Canteli, ha renegado del proyecto del Bulevar de Santullano para apostar por una subterráneo frente a San Julían de Los Prados y, confrontando las propuestas de otros partidos, aboga por instalar en el antiguo HUCA la ciudad de la justicia.

Los populares advierten la pujanza de Ciudadanos y la emergencia de Vox mientras lucharán por seguir siendo la fuerza hegemónica de la derecha en la ciudad. Una cifra similar a los 27.000 votos de hace dos semanas acercaría un gobierno consevador y liberal en Oviedo. En los pasados comicios las tres fuerzas sumaron el 58% de las papeletas en el concejo.

El Oviedo «paralizado»

El candidato popular entra en campaña para luchar contra el Oviedo «triste», como calificó el estado del municipio bajo la gestión de la izquierda. Frente a eso, Canteli ha centrado el debate en el estado del comercio de la ciudad -tras la clausura del centro comercial del Calatrava- y de la oferta turística y cultural. Para ello desea que «Oviedo sea una referencia en el norte de España».

Marcando diferencias con el PP, Nacho Cuesta, también candidato independiente para lograr la Alcaldía para Ciudadanos, ha elevado el tono en cuestiones del día a día. Promete un Ayuntamiento moderno, administración electrónica y «colaboración público-privada» para «abandonar la parálisis y volver a ilusionar». Como bagaje presenta el haber sido decano del Colegio de Abogados de Oviedo. En cuanto a los grandes proyectos, el partido naranja ha denunciado lo que considera una «operación especulativa» que supone el actual plan para El Cristo -se prevén 800 viviendas, la mitad de ellas de protección oficial- para preferir una ciudad universitaria. Por otro lado, fue él quien, en un foro reducido de empresarios, se comprometió con el Oviedo Baloncesto para la construcción de un nuevo pabellón deportivo. Fernando Villabella, presidente del club, colocó con pericia, el pasado lunes, el primer gran tema de agenda de la campaña que hoy comienza para lograr el consenso de todas las fuerzas políticas. Porque en realidad, tanto PSOE como Somos Oviedo, mantienen en sus programas el intento de haberlo construido durante el pasado mandato.

Izquierda Unida, por su parte, afronta la campaña sin la cara conocida de Roberto Sánchez Ramos 'Rivi'. Concha Masa, matemática profesora de la Universidad de Oviedo y diputada en la Junta General durante la pasada legislatura asume el reto de «saber transmitir el papel de IU durante el pasado mandato». Didáctica en sus discursos, apunta Masa a un problema transversal del Principado, acuciado en Oviedo tras el cierre de la fábrica de La Vega. «Recuperar el pasado industrial pero ahora basado en la innovación y la investigación», indica acerca de una de las propuestas dirigidas a frenar la emigración de profesionales formados en las facultades asturianas y que, con matices, todos los partidos encuentran acomodo en la vieja factoría.

Vox irrumpió en la política asturiana el pasado 28-A. La candidata, Cristina Coto, tiene como materia prima para trabajar 18.897 votos obtenidos frente a los 1.365 que la formación sacó en las municipales de 2015. Coto habla de «zonas cero» en los barrios, específicamente en El Cristo. Sin ahondar en usos futuros para los terrenos, promete una reducción de impuestos que permita que «los recursos estén en el bolsillo de los ciudadanos, en el bolsillo de los comerciantes y en el de los empresarios que son los que generan empleo».

El candidato de Foro Oviedo, Fernando Tejada, asume le tarea de hacer regresar a la formación al Ayuntamiento tras su salida en 2015. Como clave de bóveda de su programa, promete que Oviedo será «el motor Asturias desde la cultura de la innovación y el empleo» para impulsar «una vida plena» de los ovetenses en el ámbito laboral, de ocio y cultural».

«Suerte para todos», deseó Conchita Quirós a los candidatos al encontrárselos asomados a las letras de Oviedo para la confección de este reportaje. «Un poco más a la derecha», solicitó el fotógrafo a Coto, «no, tanto no», bromeó López.