Ciudadanos planea que los coros tengan locales de ensayo en la Fábrica de Gas

Nacho Cuesta, acompañado por Emilio Fernández y Yolanda Vidal, durante el encuentro con Marcelino Martínez y Virgilio Encina / E. C.
Nacho Cuesta, acompañado por Emilio Fernández y Yolanda Vidal, durante el encuentro con Marcelino Martínez y Virgilio Encina / E. C.

«Las agrupaciones corales tienen que tener su espacio en la programación cultural ovetense»,afirma Ignacio Cuesta

J. C. A. OVIEDO.

Tras el preacuerdo alcanzado por el Ayuntamiento para la compra de la Fábrica de Gas a EdP, el espacio fabril ha pasado a jugar su papel como espacio de oportunidad en la ciudad. Ayer, el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Oviedo, Nacho Cuesta, se reunió con representantes de Fecora, la federación que agrupa a las corales asturianas y ovetenses, para trasladarles su propuesta de que la antigua factoría albergue locales de ensayo para la orquesta Oviedo Filarmonía, la Banda de Música Ciudad de Oviedo y también para los coros que ensayan en la ciudad.

En la actualidad existen en Oviedo una quincena de corales federadas y muchas otras amateur que no disponen de locales gratuitos en condiciones donde ensayar, «teniendo en cuenta que los coros requieren de bastante espacio y ventilación», indicó la formación en naranja tras la reunión a la que asistió el presidente de Fecora, Marcelino Martínez, acompañado de Virgilio Encina.

Cuesta aseguró que «las agrupaciones corales tienen que tener su espacio en la programación cultural ovetense, y contar con ellos para actividades como la Noche Blanca, las fiestas navideñas o las fiestas de San Mateo».

«El espacio cultural de la Fábrica de Gas nos parece el lugar idóneo para que estos grupos corales puedan ensayar, dado que a veces solo disponen de los centros sociales de la ciudad que tienen que compartir con actividades deportivas», señaló Cuesta.

Para que la propuesta de Cuesta se materialice hará falta que la propietaria, EdP, y el Ayuntamiento de Oviedo validen la oferta lanzada por la eléctrica -que tasó los terrenos y edificios en 4,5 millones de euros- y que se realice el plan de descontaminación de los mismos. Según los planes municipales será la empresa quien asuma las labores de limpieza antes de la venta.