Taboada urge la devolución de La Vega tras el «fracaso» en la negociación del alcalde

Rosón, Taboada, Expósito y Castañón, ayer en El Manglar. /  A. PIÑA.
Rosón, Taboada, Expósito y Castañón, ayer en El Manglar. / A. PIÑA.

Rubén Rosón promete cinco millones de euros para gastar en comercios locales con una tarjeta prepago si continúan en el gobierno tras el 26-M

G. D. -R. OVIEDO.

La candidata de Somos Oviedo, Ana Taboada, exigió ayer al Gobierno de Pedro Sánchez que «se cumpla con el acuerdo que los diputados de Podemos impulsaron en el Congreso y que comprometió a todos los partidos a hacer efectiva la cesión de los terrenos de la antigua fábrica de armas» a través de una proposición no de ley.

«Oviedo no puede esperar más», señaló, «por lealtad, hemos respetado las gestiones de Wenceslao López con el Ministerio de Defensa». Lamentó que el alcalde, Wenceslao López, no aprovechase «esa ventana de oportunidad» y que «decidiese excluir» a Somos de la reunión posterior con Defensa, que terminó de manera «decepcionante» y de la que, dijo, «nosotros no nos habríamos levantado de la mesa hasta firmar un acuerdo de cesión».

Taboada hizo estas declaraciones ayer durante la presentación en El Manglar del libro 'Discursos plebeyos' del diputado de Podemos Marcelo Expósito. Un acto al que asistieron también la diputada asturiana Sofía Castañón y Rubén Rosón.

Este último presentó a la secretaria de la Federación Asturiana de Comercio (FAC), Magdalena Huelga, el plan «de rescate del comercio» en el que trabaja su concejalía y que se comprometió a implantar si continúan gobernando a partir del 26-M. Se trataría, explicó, de destinar «5 millones de euros» de un suplemento de crédito con cargo al remanente de tesorería a apoyar las compras en el comercio local.

El programa, «complementario con cualquier otra ayuda», dotaría a los beneficiarios de una tarjeta prepago con un límite entre 3.000 y 5.000 euros al año, estimó según las experiencias de ciudades próximas con iniciativas similares, para compras y gastos en servicios como «reparaciones domésticas o de electrodomésticos» siempre que se hiciesen con empresas locales. Por su parte, Huelga se ofreció a apoyar la iniciativa y pidió que no sea objeto de disputa política «porque realmente lo necesitamos y será muy beneficioso para Oviedo, como ya lo está siendo en otras ciudades», manifestó.