«España está en manos de desgraciados»

«Soy optimista ante los cambios del medio audiovisual»
El director y guionista de 'Tiempo después', José Luis Cuerda. / CAROLINA SANTOS

«El animal más tonto de la creación es el milmillonario. ¿Para qué quiere ese dinero si se va a morir y no lo va a poder gastar?»

J. L GONZÁLEZGIJÓN.

Con la voz tomada por el catarro y las entrevistas encontramos a José Luis Cuerda (Albacete, 1947) en Gijón, donde anoche presentó su última película 'Tiempo después', una cinta en la que vuelve a jugar con el absurdo para presentar una España del futuro que, según su visión, se parece mucho a la del presente.

-Plantea un futuro bastante negro.

-Es de lo que se ha encargado un núcleo duro de la sociedad en la que vivimos, gobernada por el dinero exclusivamente. Vivimos en un mundo totalmente absurdo. El animal más tonto de la creación es el milmillonario. ¿Para qué lo quiere, si se va a morir? No te da tiempo a gastártelo.

-Habla en su película de la España del futuro. ¿Cómo ve la del presente?

-En manos de unos desgraciados, en los dos sentidos de la palabra: como insulto y como una víctima, las dos cosas.

-¿Víctima de qué?

-Para conseguir lo que ellos quieren, para llegar a hacerse milmillonarios, hace falta hacerle muchas faenas a la población civil normal y corriente, la que se lo gana con el sudor de la frente para poder vivir regular o mal. No he visto las estadísticas de quienes viven bien y quienes viven mal, pero seguro, seguro que hay muchísimos más de los viven mal que de los que viven bien.

-¿Le ve algo bueno a la España de ahora?

-Sí, claro: expresiones artísticas que están muy bien, que hay gente crítica con la realidad en que vivimos que puede incluso adoptar posturas pedagógicas enseñando desde un punto de vista científico, artístico, humano... Algo bueno tiene que haber, si no nos tiraríamos por los precipicios.

-Una parte del público espera que 'Tiempo después' sea una especie de continuación de 'Amanece que no es poco'.

-Les diría que no es una segunda parte, que es una película hecha por el mismo guionista y el mismo director, que soy yo. Los pases que he visto el público los ha disfrutado mucho. A mí me han emocionado mucho. Soy un sentimetalón y me pillo unas llantinas, una cosa...

-Las críticas están muy polarizadas.

-Te podría decir hasta los nombres. Que sigan, que sigan. Yo, mientras, hago películas. Entre el público se ha producido de todo. Ocurrió que se levantó una persona en la proyección y dijo 'José Luis, todos somos contingentes, pero tú eres necesario', y me pegué una llantina.

-¿Qué le interesa del cine que se hace hoy día?

-Un movimiento que tiene que ver con el neorrealismo, que es captar la realidad más inmediata muy sencillamente, sin alardes técnicos. Una madre que le dice a su niño que no juegue con ese perro, que ya se lo ha dicho más veces, que muerde. Y luego muerde o no muerde. Te quedas con la duda. ¿Cómo va a morder si es un chihuahua?

-Le gusta mucho el cine de Woody Allen. ¿Cómo ha vivido la polémica por las denuncias de abusos contra él?

-Me cuesta mucho creer que un hombre de ese talento y con esa capacidad de profundizar en el ser humano desde las circunstancias más cotidianas sea una mala persona. Pero lo puede ser, no tengo pruebas. Me jode mucho que haya tenido que vivir esa historia, pero no le conozco.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos