El cine de Hong Sang-Soo se corona en el FICX

El cine de Hong Sang-Soo se corona en el FICX

La mexicana 'La delgada línea amarilla' obtiene el premio especial del jurado y el de mejor guion mientras Loubna Adibar, la prostituta de 'Much Loved', se erige mejor actriz

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

El cine asiático sigue pisando fuerte en el FICX. Ayer se echó el cierre al Festival de Cine de Gijón con un palmarés que elevó a lo más alto la película 'Right Now, Wrong Then', de un viejo conocido del festival, el surcoreano Hong Sang-Soo, cuyo protagonista, Jung Jae-Young, se llevó también el premio a la mejor interpretación masculina. La película, que narra la relación entre un director de cine independiente y una artista y que sitúa al espectador en diferentes tomas de la vida, representa un cine con un sello muy personal que conquistó al jurado presidido con Assumpta Serna por diferentes razones. La primera es obvia: «Porque para nosotros es la mejor y por su ambición», subrayó Serna. El resto de motivos las razona Giona Z. Nazzaro: «Hong Sang-Soo es uno de los realizadores más importantes del cine contemporáneo, tiene una idea precisa del cine como un arte humanista».

PALMARÉS

Mejor largo. Right Now, Wrong Then, de Hong Sang-Soo, Corea del Sur.

Mejor director. Arturo Ripstein, por 'La calle de la Amargura'.

Mejor actor. Jung Jae-Young, por 'Right Now, Wrong Then'.

Mejor actriz. Loubna Abidar, por 'Much Loved'.

Mejor guion. Celso García, por 'La delgada línea amarilla'.

Mejor dirección artística. Ex aequo para Marisa Pecanins por 'La calle de la amargura', y Jonah Markowitz, por 'The Diary of a Teenage Girl'.

Premio especial del jurado. 'La delgada líne amarilla', de Celso García.

Premio Fipresci de la crítica. 'Much Loved', de Nabil Ayouch.

Premio del público al mejor largo. 'Land of Mine', de Martin Zandvliet.

Premios del jurado joven. 'Nasty Baby', de Sebastián Silva.

Animaficx. 'The Magic Mountain', de Anca Damian.

Docuficx. 'The Woods are Made of', de Claire Simon.

Mejor corto. 'Copain', de Jan Roosens y Raf Roosens, que obtienen también el galardón de mejores directores y mejor guion. Premio especial para 'Drama', de Guan Tian.

Enfants Terribles. Mejor largo para público de hasta 12 años, 'The Invisible Boy', de Gabriele Salvatores. De más de 13 años, 'Dessau Dancers', de Jan Martin Scharf.

Premio a la mejor película dirigida por una mujer. 'Zurich', de Sacha Polak.

Mejor largometraje asturiano de Gran Angular. 'La base del éxito', de José Fernández Rivero.

Premio del público de Rellumes. 'Operación México, un pactode amor', de Leonardo Bechini.

Mejor corto Día D'Asturies. 'Cuenta con nosotros', de Pablo Vara.

Claro que si el cine asiático se colocó en lo más alto del palmarés, el latinoamericano, y más concretamente el mexicano, se va del FICX con doble doblete. Por una lado, 'La delgada línea amarilla', de Celso García, se hizo con el Premio Especial del Jurado «por su solida capacidad de síntesis narrativa y formal para contar una historia épica que relanza el concepto de comunidad, dignidad y esperanza». La cinta narra el día a día de un grupo de obreros que ha de pintar la línea central de una carretera en México y su director, Celso García, ha obtenido también premio al mejor guion.

Otro mexicano, Arturo Ripstein, inscribe su nombre en el palmarés del FICX 2015 con 'La calle de la amargura', «una película de enanos y putas», en la breve definición que el propio director dio en la gala inaugural de la película que abrió el festival diez días atrás. El premio al mejor director ya es suyo, mientras que el Gil Parrondo a la mejor dirección artística fue a manos de Marisa Pecanins por su película compartido ex aquo con Jonah Markovitz por 'The Diary of a Teenage Girl', un filme que hibrida en la pantalla las imágenes reales con las de animación, que toman vida a partir de los dibujos de la protagonista. Es el único premio que otorga el jurado internacional al cine estadounidense. El cine europeo sale algo mejor parado, en su calidad de coproductor de 'La calle de la amargura' (España y México) y 'Much Loved' (Francia y Marruecos). Precisamente la cinta del francés de origen marroquí Nabil Ayouch también se marca otro representativo doblete en Gijón. Su película narra, con espíritu realista y descarnado, la vida de un grupo de prostitutas en Marrakech y su protagonista, Loubna Abidar, que tuvo que abandonar Marruecos a principios del mes de noviembre después de ser víctima de agresiones y amenazas como consecuencia de su trabajo, se hizo con el premio a la mejor actriz. A ese galardón se une otro, el de la crítica que otorga Fipresci.

El jurado internacional, que ha querido elaborar un palmarés sin hueco para las películas que muestran las distintas caras de la violencia, no fue el único que hizo ayer público su veredicto. El público también dictó sentencia y quiso que 'Land of Mine', de Martin Zandvliet, coproducción entre Dinamarca y Alemania con dirección de Martin Zandvliet, se llevará el galardón por descubrir el clave cinematográfica la historia de los millones de minas nazis que quedaron esparcidas por la costa oeste de Dinamarca tras la II Guerra Mundial. Por su parte, el jurado joven sí quiso mirar al cine independiente que se hace en Estados Unidos y premió 'Nasty Baby' del chileno Sebastián Silva. Su propuesta, una historia a mitad de camino entre el drama, la comedia y el cine negro ambientada en el barrio neoyorquino de Brooklyn.

Una de las secciones más emblemáticas del FICX es Enfants Terribles, que aporta dos premios al palmarés fruto de la votación del público infantil y juvenil que ha asistido a las proyecciones. 'The Invisible Boy', de Gabriele Salvatores, película italiana, y 'Dessau Dancers', alemana con la firma de Jan Martin Scharf, obtienen el galardón en las categorías de hasta doce y a partir de trece años, respectivamente.

En Animaficx, la sección dedicada a la animación, el premio gordo se fue a parar a manos de una coproducción entre Rumanía, Polonia y Francia, 'The Magic Mountain', dirigida por Anca Damian, y su jurado hizo dos menciones especiales: para 'Adama', de Simon Rouby, y 'The Boy and The Beast', del japonés Mamuru Hosoda.

Docuficx, la sección dedicada al documental, tuvo premio para la francesa Claire Simon, con 'The Woods Dreams are Made of', una emotiva cinta que retrata a los esporádicos habitantes del bosque de Vincennes que ya recibió, como la película coreana ganadora de la Sección Oficial, premio en el festival de Locarno. El Gran Angular de largometrajes de ficción se lo queda Paula Ortiz con la coproducción hispano-alemana 'La novia'.

El larguísimo palmarés incorpora en esta edición un premio más, de la mejor película dirigida por una mujer, que ha ido parar a manos de la holandesa 'Zurich', de Sacha Polak, que muestra, comenzado por el final, el sufrimiento de una mujer cuya vida se acaba de desmoronar.

Los cortometrajes tienen también su espacio en la competición y este año el triunfo se ha ido hacia el emergente cine belga que representan Jan y Raf Roosens, autores de 'Copain', ya que además de lograr el premio del mejor corto de la Sección Oficial sus autores se hacen con la mejor dirección y guion. El jurado quiso hacer una mención especial para la cinta chino-estadounidense 'Drama', de Guan Tian.

El Festival Internacional de Cine de Gijón se mide también en clave asturiana. El premio al mejor largo a competición de Gran Angular fue para José Fernández Rivero por 'La base del éxito', mientras que el del jurado del Día d'Asturies laurea la apuesta de Pablo Vara en 'Cuenta con nosotros'. Igualmente, otorgó una mención especial a 'Donde caen las hojas' de Alicia Albares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos