'Bernabé' se deja ver por el festival

El joven riosellano Pablo Casanueva presentó en la Laboral el primer largometraje rodado en asturiano

MIGUEL ROJOGIJÓN.
'Bernabé' se deja ver por el festival

El nombre de Bernabé aún resuena en la memoria de mucha gente en el Oriente asturiano, donde este bandolero -violento y cruel pero con cierto velo del romanticismo de personajes como Don Quijote o Robin Hood- fue protagonista durante años de asaltos, atracos y tiroteos por los montes y caminos de la Asturias de posguerra. No tenía aquel 'maquis' muchos fundamentos ideológicos o políticos; simplemente, tras una discusión, le rompió un mosquetón a un sargento en la cabeza mientras hacía la 'mili' y no le quedó otra que fugarse y echarse al monte.

Esa historia es la que el joven realizador Pablo Casanueva (Ribadesella, 1995) nos cuenta con 'Bernabé' en 73 minutos sacados adelante con mucho esfuerzo, talento e imaginación, pero pocos medios. Una cámara fotográfica y micrófonos de exteriores, además de muchos amateurs en apoyo de Fernando Martínez, actor asturiano de teatro que da aquí su salto al cine como protagonista, dan forma al que es el primer largometraje de ficción rodado íntegramente en lengua asturiana. «Hay que tirar de lo nuestro», dice Casanueva, que ayer presentaba su obra en el FICX.

Familiares, amigos y vecinos como actores y colaboraciones de hasta 60 personas que de forma desinteresada cedieron sus casas, sus chigres y hasta el vestuario y el 'atrezzo' de 'época', aquellos difíciles años 50, permitieron a este director de 17 años dar forma a su película, tejida con testimonios que permiten descubrir la personalidad del llanisco Bernabé Ruenes Santoveña. Hay quien sitúa su final en una muerte violenta -así finaliza Gómez Fouz su libro sobre este 'fugao'-, pero otros dicen que logró escapar y emigrar a Venezuela. Ayer, podemos confirmar, se dejó ver por Gijón, en pantalla grande.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos