https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

Caleya rinde homenaje a la minería

Cerveza Caleya

La cervecera asturiana lanza Carbonera, una nueva serie de artesanas negras en recuerdo de la tradicional actividad

Carmen Ordiz Pérez
CARMEN ORDIZ PÉREZ

Tres jóvenes dedicados al mundo audiovisual con una pasión: la cerveza. Así comienza la historia de Caleya. Sus protagonistas, tras el comienzo de la crisis, deciden pedir asesoramiento a un excompañero de universidad afincado en Cantabria, y allí en su fábrica Dougall’s les enseña y les guía para hacerse un hueco en este mundo. Al modernizar las instalaciones les cede la maquinaria, que llegará a Asturias para, tras dos años de trabajo y lucha para conseguir los permisos necesarios, comenzar la producción. Uno de los socios, Gonzaga García Antuña, fallece poco antes de ver cumplido su sueño, pero esta terrible circunstancia les da a sus compañeros más fuerza para tirar adelante por un proyecto en el que tenían mucha ilusión y fe.

Escogen el Parque de Redes por la calidad del agua, fundamental en la elaboración de esta bebida. Tras cinco años y mucho crecimiento se encuentran con la necesidad de cambiar de zona y transferir su lugar de producción al lugar del que son originarios, la cuenca minera, exactamente, a La Felguera. En este momento de grandes cambios, se une al proyecto de Silvestre Alonso y Cesar Garcia Antuña, Carlos Agelvis, un maestro cervecero con más de 30 años de experiencia. «Él nos aporta estabilidad y conocimientos. Nuestro objetivo es ser la cerveza de Asturias», explica Silvestre Alonso.

Si se habla de dificultades, lo tienen claro. Por un lado la complejidad de conseguir permisos, al tratarse de un parque protegido. En segundo lugar, la financiación. «Al contrario de lo que mucha gente piensa, para fabricar cerveza hace falta un inversión fuerte en tecnología. Gracias a la confianza de Asturgar, la Sociedad de Garantía Recíproca de Asturias, conseguimos sacar adelante el proyecto», recuerda Silvestre Alonso.

Entre sus primeros productos, todavía en su etapa de Rioseco, se encuentran Asturies Pale Ale, Mayuca Amber y Goma 2, una Indian Pale Ale. Esta última, sin lugar a dudas una de las que más aceptación y éxito ha tenido en el mercado, siendo considerada una de las mejores IPA de España en los portales especializados. «Asturies Pale Ale es una cerveza de alta fermentación elaborada con las maltas Maris Otter y Crystal. Tiene cuerpo medio, poca carbonatación, y en ella se encuentran sabores y aromas frutales. Es una cerveza para tomar una pinta detrás de otra. Mayuca Amber es una cerveza de alta fermentación elaborada con cuatro tipos de maltas y sabor a caramelo, equilibrada con el toque justo de lúpulo para crear una agradable sensación en boca, mientras que Goma 2 es una cerveza de alta fermentación elaborada con una sola malta con sabores y aromas tropicales donde el lúpulo predomina. Es refrescante y explosiva», definen sus creadores.

Entre las cervezas de producción excepcional se encuentran La Guaxa y Soleyera. Desde su afincamiento en La Felguera, hace ocho meses, han elaborado dos nuevas joyas: Mansalva y Mª Luisa. «La primera pertenece a la serie Cuántica, en la que se engloban cervezas muy lupuladas y extremas. Mª Luisa, a su vez, pertenece a la serie Carbonera, en ella introduciremos cervezas negras como homenaje a la minería asturiana», explica un apasionado Carlos Agelvi.

Su lema, «hacer cerveza rica y no ricos con la cerveza», les sigue acompañando en cada paso y decisión. Sin lugar a dudas, Gonzaga se sentiría orgulloso del camino o, nunca mejor dicho, la caleya que ha tomado este proyecto que se ha ganado el paladar y el corazón de los que aman como él la cerveza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos